Astenozoospermia y fertilidad

La astenozoospermia o astenospermia es la disminución de la movilidad de los espermatozoides del hombre y compromete la fertilidad debido a que impide que éstos se desplacen hasta el óvulo y lo penetren

La fertilización in vitro con microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (FIV+ICSI) les ofrece las mayores tasas de éxito a los pacientes con astenozoospermia, gracias a que evita que los espermatozoides deban trasladarse para fertilizar al óvulo

 

¿Qué es la astenozoospermia?

La astenozoospermia o astenospermia es la disminución de la movilidad de los espermatozoides del hombre.

Según la Organización Mundial de la Salud, ésta se diagnostica cuando el número de espermatozoides móviles con desplazamiento es inferior al 50 por ciento, o bien, cuando el número de espermatozoides móviles con trayectoria rectilínea y velocidad de 25 µm/seg (micrometros por segundo) es inferior al 25 por ciento.

La astenozoospermia es la alteración seminal más frecuente y compromete la fertilidad debido a que impide que los espermatozoides se desplacen hasta el óvulo y lo penetren.

 

 

 

 

 

Causas de la astenozoospermia

Aunque las causas de la astenozoospermia no se conocen con exactitud, sabemos que la movilidad de los espermatozoides puede verse afectada por factores como:

  • Teratozoospermia
  • Varicocele
  • Infecciones seminales
  • Problemas testiculares
  • Anticuerpos antiespermáticos
  • Mala alimentación
  • Tabaquismo
  • Consumo excesivo de alcohol u otras drogas como cocaína y marihuana
  • Exposición a agentes tóxicos como solventes o insecticidas
  • Edad (la movilidad de los espermatozoides disminuye después de que el hombre llega a los 45 años)
  • Tratamientos oncológicos como la quimioterapia y la radioterapia
  • Episodios febriles
  • Exposición prolongada al calor en automóviles, saunas o tinas calientes

¿Cómo se diagnostica la astenozoospermia?

La astenozoospermia puede diagnosticarse a través de un simple seminograma o análisis de semen. Es recomendable que el hombre no haya eyaculado entre tres y cinco días antes del análisis, pero no durante más de siete.

Para que la fertilización ocurra, el número de espermatozoides móviles con desplazamiento debe ser mayor al 50 por ciento y el número de espermatozoides móviles con trayectoria rectilínea y velocidad de 25 µm/seg debe superar el 25 por ciento.

Tratamientos para lograr el embarazo cuando se padece astenozoospermia

Los tratamientos para lograr el embarazo cuando se padece astenozoospermia incluyen:

  1. La inseminación artificial, en la que los espermatozoides previamente capacitados del hombre se introducen al útero de la mujer justo en el momento de la ovulación. Los espermatozoides con baja movilidad se activan con la capacitación espermática, lo que aumenta la probabilidad de que alcancen al óvulo y lo fertilicen. Este método se utiliza para facilitar la fertilidad en parejas con astenozoospermia moderada y sólo se recomienda cuando la mujer es menor de 35 años
  2. La fertilización in vitro, que permite unir al óvulo y los espermatozoides en una placa de laboratorio y aumenta así la probabilidad de fecundación
  3. La fertilización in vitro con microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (FIV+ICSI), que consiste en la inyección de un solo espermatozoide directamente en el citoplasma de un óvulo maduro mediante una aguja microscópica. Esta técnica ofrece las mayores tasas de embarazo gracias a que evita que los espermatozoides deban trasladarse para fertilizar al óvulo

El tratamiento de la astenozoospermia debe acompañarse siempre de consejos para un estilo de vida saludable, que en algunos casos pueden ayudar a restablecer la fertilidad.

Déjanos acompañarte en el proyecto más importante de tu vida ¡Queremos ayudarte!

Contáctanos