Pólipos uterinos

Los pólipos uterinos son tumores benignos que crecen en el endometrio o revestimiento interno del útero y causan infertilidad debido a que, cuando son grandes, pueden interferir en el transporte de los espermatozoides u obstaculizar el proceso de implantación del embrión

La fertilización in vitro es particularmente efectiva cuando se quiere lograr el embarazo, ya que hace posible fecundar el óvulo en un laboratorio para después colocar los embriones con mayor poder de implantación en el sitio exacto dentro del útero de la mujer. Sin embargo, en algunos casos las mujeres deben someterse a una cirugía menor conocida como histeroscopia para extirpar los pólipos uterinos antes de proseguir con el tratamiento

¿Qué son los pólipos uterinos?

Los pólipos uterinos son tumores benignos que crecen en el endometrio o revestimiento interno del útero.

Entre 1 y 3 por ciento de las mujeres tiene pólipos uterinos, y en particular las mujeres mayores de 40 años.

Los pólipos uterinos tienen forma ovalada y pueden ser microscópicos o crecer lentamente hasta alcanzar los 5 centímetros de diámetro. Éstos están adheridos al endometrio a través de un tallo y pueden ser únicos o múltiples.

Pólipos uterinos

Aunque suelen aparecer en la cavidad uterina, en ocasiones los pólipos se encuentran en el cuello cervical, las trompas de Falopio o la vagina.

Mientras que algunos pólipos son muy pequeños y no afectan la fertilidad, otros pueden interferir en el transporte de los espermatozoides u obstaculizar el proceso de implantación del embrión.

Principales síntomas de los pólipos uterinos

Aunque los pólipos uterinos suelen ser asintomáticos, pueden manifestarse a través de:

  • Menorragia o periodos menstruales demasiado abundantes
  • Sangrado no relacionado con la menstruación
  • Sangrado después de tener relaciones sexuales
  • Anemia provocada por las frecuentes hemorragias
  • Infertilidad
  • Abortos recurrentes

Se cree que el 25 por ciento de los sangrados irregulares está relacionado con la presencia de pólipos endometriales.

Es importante señalar que la gravedad de los síntomas depende del tamaño, la localización y el número de pólipos presentes.

Causas de los pólipos uterinos

Aunque no se conoce la causa específica de los pólipos uterinos, su crecimiento se asocia con la actividad hormonal de los ovarios y en particular con la producción de estrógeno.

Existen una serie de factores que pueden incrementar el riesgo de desarrollar pólipos uterinos:

  • Anovulación
  • Hipertensión arterial
  • Obesidad
  • Ser mayor de 40 años
  • Uso de tamoxifeno, fármaco utilizado en el tratamiento del cáncer de mama

¿Cómo se diagnostican los pólipos uterinos?

Además de un examen físico y el análisis de los antecedentes médicos de la paciente, los procedimientos para diagnosticar los pólipos uterinos pueden incluir:

  • Una ecografía transvaginal o ultrasonido vaginal ginecológico durante el que el médico introduce una sonda en la vagina de la mujer con el fin de examinar sus órganos reproductivos. El ultrasonido transvaginal es sencillo e indoloro y generalmente permite establecer un diagnóstico claro, sin embargo, en algunos casos se pueden requerir pruebas adicionales
  • Una histerosonografía, que consiste en distender la cavidad uterina mediante el uso de líquido para facilitar la evaluación del endometrio
  • Una histeroscopia, que consiste en la introducción de una cámara microscópica a través de la vagina y el cuello del útero con el fin de visualizar cualquier anormalidad en la cavidad uterina. La histeroscopia es un procedimiento quirúrgico ambulatorio y si se encuentran pólipos es posible removerlos durante el mismo. Los pólipos mayores a 15 milímetros afectan la probabilidad de embarazo

Tratamientos para lograr el embarazo cuando se tienen pólipos uterinos

La fertilización in vitro es particularmente efectiva cuando se quiere lograr el embarazo debido a que, mientras que los pólipos uterinos suelen alterar el transporte de los espermatozoides y el proceso de implantación del embrión, ésta hace posible fecundar el óvulo en un laboratorio para después colocar los embriones con mayor poder de implantación en el útero de la mujer.

Generalmente, los pólipos uterinos no afectan los resultados de la fertilización in vitro ni el desarrollo normal del embarazo, sin embargo, en algunos casos las mujeres deben someterse a una cirugía menor conocida como histeroscopia para eliminar los pólipos uterinos antes de proseguir con el tratamiento. La histeroscopia es un procedimiento ambulatorio que se lleva a cabo con anestesia y consiste en introducir un sistema óptico provisto de instrumentos operatorios a través del cuello uterino.

La histeroscopia también es necesaria si tus síntomas o antecedentes médicos indican que podrías estar en riesgo de desarrollar cáncer endometrial. Aunque menos de 1 por ciento de los pólipos uterinos se asocian con el cáncer, es recomendable que una vez extraídos se envíen al laboratorio para confirmar que sean benignos.

Déjanos acompañarte en el proyecto más importante de tu vida ¡Queremos ayudarte!

Contáctanos