Antes de tener a sus trillizos por Fecundación In Vitro, Verónica atravesó diferentes procedimientos de Reproducción Asistida fallidos en México y Estados Unidos, que la retaron física, mental y emocionalmente.

Aunque a lo largo de su camino, ella tuvo que atravesar por algunas pérdidas gestacionales, hoy es conocida en su natal Guadalajara, Jalisco, por ser la orgullosa mamá de Leonardo, Nicolás y Alonso, sus trillizos por Fecundación In Vitro que han dado a su vida y la de su esposo un giro de 360°. Conoce su historia como mamá Ingenes aquí.

Verónica, 20 años para convertirme en mamá

“Las pérdidas fueron lo más difícil, pero al final escuchamos tres corazones latir. Pasé 20 años esperando tener un bebé, antes de llegar aquí lo intentamos dos veces en Estados Unidos y no funcionó. Es muy difícil pasar por todo lo que implica el tratamiento: inyecciones, óvulos, parches, todo el estrés, la presión social que tienes alrededor, y todo eso sumado al temor de que no vaya a funcionar... Fue tanto en un momento, que la verdad, dejamos de intentarlo.

Mis cuñadas fueron las que hicieron una cita para mí, aquí en el Instituto, y aunque yo aún tenía mucho miedo de pasar de nuevo por todo eso, la ilusión que tenía de poder transformarme en mamá era mucho más grande, así que acudimos a nuestro Programa Inicial en la sucursal de Guadalajara.

Una vez ahí, llevé mis análisis anteriores, revisamos todo y nos hicieron otros estudios, me dijeron que tenía muy poca ovulación, una baja reserva ovárica; así que la mejor opción para convertirnos en papás era que me hicieran una Fecundación In Vitro, ¡y funcionó!, pero perdí a mi bebé al tercer mes.

Quizás te interese el siguiente artículo: ¿Cómo saber cuál es mi reserva ovárica?

El proceso para afrontar la pérdida de mi bebé fue muy fuerte, me sentía terrible que me preguntaran: ‘¿Cómo estás?, ¿Cuánto tienes ya?, ¿Para cuándo llega?’… no quería ver absolutamente a nadie, y necesité tiempo para sanar y que pasara todo.

Tardamos un poco en volver para nuestro segundo ciclo de Fecundación In Vitro, pero en esa ocasión todo salió de maravilla, me embaracé de nuevo, ¡y por fin lo logramos! ¡Por fin estábamos a punto de ser papás! Mi esposo lloró muchísimo cuando fuimos al ultrasonido y escuchamos el primer corazón, pero después escuchamos el segundo, ¡y luego un tercer latido! En ese momento él ya no podía ni hablar, estábamos muy emocionados.

Durante mi embarazo batallé un poco porque por ser tres bebés necesité estar en reposo y tuve muchos cuidados. Mis trillizos por Fecundación In Vitro fueron prematuros, y el día que nacieron; cuando por fin llegaron a este mundo, no pude mirarlos sino hasta el tercer día, sentía mucha impotencia al verlos con tantos aparatos en el hospital, ver lo pequeños que eran, me daba mucho miedo que no lo lograran...

Estuvieron así 3 meses y medio, pero yo estaba ahí cada día para mirarlos, hablarles, para alentarlos a salir de ahí y que pudieran estar con nosotros para darles todo; afortunadamente salieron bien y pudimos llevarlos a casa.

Sus nombres son Leonardo, Nicolás y Alonso, recuerdo muy bien cuando los escuché llorar por primera vez, el día que por fin llegaron conmigo; desde el instante en que nacieron absolutamente todo cambió para mí, para siempre.

Ser mamá de trillizos por Fecundación In Vitro es un privilegio enorme, gigantesco, que agradezco cada día de mi vida, porque sé que los embarazos múltiples, los embarazos que son así se logran poco; y me siento sumamente orgullosa de que estén perfectamente bien y lo hayamos logrado.

Cuando crezcan les contaremos toda su historia, les mostraremos cómo ha sido su vida desde el inicio, desde antes de que llegaran aquí, desde que los pensábamos y rezábamos para que llegaran con nosotros. Mi esposo y yo éramos muy felices viviendo en pareja, pero estar con ellos hoy no tiene comparación, nuestra vida está de cabeza ahora y dio el mejor giro."

¿Quieres ser mamá, pero has tenido pérdidas y no lo has logrado?

Si tú también estás intentando ser mamá, has tenido pérdidas gestacionales, y no lo has logrado aún, es importante que acudas con médicos especialistas en Reproducción Asistida, que sepan identificar específicamente cuál es la causa que te está impidiendo tener un bebé.

En Ingenes, contamos con un Programa Inicial que está enfocado en detectar cualquier situación que no está permitiendo vivir tu maternidad, para trazar un plan de tratamiento multiciclo personalizado, que te dé hasta 96% de probabilidades de lograrlo, incluso si has tenido alguna pérdida o esto ha sido recurrente.

Acércate con nosotros y agenda tu Programa Inicial, permítenos ayudarte a llevar a tu bebé a casa

El Dr. Ignacio Aboytes comenzó sus estudios en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Guadalajara, la cuál concluyó de manera sobresaliente. Posteriormente continuó con sus estudios en el Hospital General de Toluca “Dr. Nicolás San Juan” dónde obtuvo su especialidad en Ginecología y Obstetricia. Al finalizar decidió realizar un alta especialidad en Biología de la Reproducción Humana en el Instituto Nacional de Perinatología, Isidro Espinoza de los Reyes. Aunado a su gran trayectoria académica y profesional, el Dr. Ignacio tomó una maestría en Administración de Hospitales y Salud Pública en el Instituto de Estudios Superiores en Administración Pública.

El Dr. Ignacio Díaz comenzó sus estudios en la Facultad de Medicina en la Universidad de Monterrey dónde concluyó su carrera de manera exitosa. Posteriormente continuó con sus estudios en el Hospital No. 23 del Instituto Mexicano del Seguro Social, dónde obtuvo su especialidad en Ginecología y Obstetricia.

No conforme con eso y con entusiasmo de seguir ampliando su gran trayectoria académica y profesional, el Dr. Ignacio tomó una formación clínica en Reproducción e Infertilidad para Hispanoamérica en el Instituto Valenciano de Infertilidad de Madrid.

El Dr. Milton Daniel Flores comenzó sus estudios en la Facultad de Medicina de la Universidad Mayor De San Andrés, en La Paz, Bolivia. Posteriormente continuó con sus estudios en el Hospital de la Mujer dónde obtuvo su especialidad en Ginecología y Obstetricia. 

Aunado a su gran trayectoria académica y profesional, el Dr. Milton  realizó una alta especialidad en Biología de la Reproducción Humana en el Hospital Juárez de México.

Para Elon Musk, el hombre más rico del mundo y dueño de una de las compañías más valiosas a nivel mundial, la humanidad se dirige hacia su fin inminente a menos de que las personas comiencen a tener más hijos.

Durante un evento organizado por The Wall Street Journal, el CEO de Tesla y SpaceX hizo algunas declaraciones referentes a las bajas tasas de natalidad que han ido incrementando durante las últimas décadas:

“Creo que uno de los mayores riesgos para la civilización es la baja tasa de natalidad y el rápido descenso de la misma. Sin embargo, muchos, incluso personas inteligentes, creen que hay demasiada gente en el mundo y que la población está creciendo sin control. Es completamente lo contrario. Por favor, mirad los números: si la gente no tiene más hijos, la civilización se va a desmoronar, recuerden mis palabras.”

Elon Musk

Elon Musk tiene 6 hijos de dos matrimonios, y considera que el bajo índice de nacimientos tiene un impacto directo en el trabajo, la producción y el desarrollo tecnológico del mundo. Si las personas no comienzan a tener más hijos, él asegura que la humanidad se dirigirá a su fin inminente.

Tasas de natalidad a la baja en todo el mundo

De acuerdo con información del Banco Mundial, Elon Musk no está equivocado, desde la década de 1960 el número de nacimientos ha ido descendiendo cada vez más; sin embargo esto no ocurre de forma homogénea en el planeta, ya que hay algunas zonas que están completamente sobrepobladas, generando diversos problemas que van desde falta de acceso a servicios básicos, hasta desigualdad económica y social.

elon-musk-humanidad-desaparecera-si-no-tenemos-mas-hijos-banco-mundial-tasa-natalidad

México no es la excepción, y el número de nacimientos registrados en el país también ha ido en picada, con una tendencia marcada desde la década de 1990 hasta la fecha, como muestran los datos de natalidad del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

elon-musk-la-humanidad-desaparecera-si-no-tenemos-mas-hijos-tabla-de-natalidad-inegi

"Una mayor esperanza de vida puede retrasar el progreso"

Los anteriores no son los únicos números que han llamado la atención de Elon Musk. Desde 1960 a la fecha, la esperanza de vida a nivel mundial ha aumentado considerablemente, pasando de 52 años a más de 72.

elon-musk-la-humanidad-desaparecera-si-no-tenemos-mas-hijos-una-mayor-esperanza-de-vida-puede-retrasar-el-progreso

El magnate considera que la humanidad no debería insistir en intentar vivir por períodos demasiado prolongados, ya que insiste en que la renovación de la especie es fundamental para el progreso y el desarrollo de nuevas ideas, tendencias, tecnología y cambios profundos que buscan mejorar la civilización:

"Creo que es importante que las personas mueran, porque la mayoría de las veces, la gente no cambia de opinión. Si viven eternamente, entonces podríamos convertirnos en una sociedad estática en la que las nuevas ideas no tienen éxito".

Elon Musk

Las nuevas generaciones se inclinan hacia una tendencia general de decir no a los hijos, como ocurre con los hogares nombrados como “DINK” por sus siglas en inglés para Double Income No Kids o Ingeso Doble Sin Hijos; que destacan sobre todo en la generación Millennial, con parejas de adultos jóvenes que viven en un mismo hogar y deciden no tener bebés.

Mayores opciones para quienes sí desean hijos

Sin embargo, hoy en día también existen mayores posibilidades para que las personas que sí buscan tener hijos, puedan lograrlo, como es la Fertilización In Vitro y otras técnicas de Reproducción Asistida; lo que no solo otorga a estas personas la posibilidad de ver realizado ese sueño, sino que trae al mundo bebés deseados, esperados y amados; que gracias a eso, tendrán mayores oportunidades de convertirse en seres humanos felices y con una mejor calidad de vida.

Las predicciones de Elon Musk son determinantes: si las personas no comienzan a tener más hijos pronto, la humanidad desaparecerá; pero la decisión está en cada uno de nosotros y solo el tiempo nos dará esa respuesta.

María Concepción decidió ser mamá de nuevo para darle a su hijo un hermano; sin embargo, atravesó algunas dificultades para lograrlo sin ayuda. Debido a su edad y a que su esposo se había practicado una vasectomía, fue necesario recurrir a una Fecundación In Vitro para poder lograr su sueño.

A los 36 años, con un plan de tratamiento multiciclo de Fecundación In Vitro, ella y su esposo lograron tener 2 bebés, un niño y una niña: Adriel y Aranza. Te contamos su historia con Ingenes aquí.

Conny y su lucha para volver a ser mamá

ser-mama-de-nuevo-fecundacion-in-vitro-connie

“Yo sentí que quería ser mamá de nuevo por mi hijo, no lo quería dejar solo y si está en mí poder darle un hermanito, iba a intentarlo todo. Mi esposo y yo tenemos un niño de 7 años, que fue concebido sin ningún problema. Queríamos tener otro, pero conforme fueron pasando los años empezamos a tener dificultades para embarazarnos.

Acudimos al Instituto un año antes de empezar, nos dieron todos los detalles del tratamiento, pero lo postergamos por una u otra cosa: la casa, el negocio… Soy médico veterinario, tengo 36 años y me dedico a la práctica clínica atendiendo a perritos y gatos, tenía otras perspectivas de forma personal y ya cuando me sentí más preparada para concentrarme nuevamente en la maternidad, volvimos para intentarlo.

ser-mama-de-nuevo-fecundacion-in-vitro-connie-y-su-esposo

Mi esposo se había hecho la vasectomía, estaba el tema de mi edad y nos recomendaron una Fecundación In Vitro. Fue un proceso duro el someterme a las muestras cada semana, y para mi esposo también fue difícil porque tuvieron que hacerle una pequeña cirugía para obtener la muestra.

Además de los traslados, porque nosotros vivimos en Almoloya de Juárez y debíamos ir hasta Santa Fe, e incluso descuidamos otros aspectos de la vida por estar en el proceso. Ser mamá no empezó cuando los bebés nacieron, empezó cuando decidimos tomar el tratamiento, cuando ya tenía 34 años, y afortunadamente, ocurrió en el primer intento.

Cuando me dijeron que eran dos bebés fue un shock, tardé varias semanas en asimilarlo, y sí, disfruté mi embarazo… aunque también tenía mucho miedo de perderlos. Aceptar que durante esos 9 meses algo pudiera fallar, eso fue lo más difícil para mí.

Adriel y Aranza van a cumplir 1 año y 8 meses; y Alan, que tiene 7, siempre ha sido mi apoyo, me ayuda, me pasa los pañales, en mi cuarentena se acostaba junto con los bebés… Este esfuerzo lo hicimos por él, los hermanos son muy importantes y yo no quería dejarlo solo.

ser-mama-de-nuevo-fecundacion-in-vitro-hermanos-dos-ninos-una-nina

Si algo pasara, si nos fuéramos, él tendría a alguien, por eso hice el tratamiento, lo hice por mi primer hijo, hice el esfuerzo y afortunadamente vinieron dos. El mejor regalo que un papá puede darle a un hijo es el regalo de un hermano, y eso es lo que yo les dejo: Un amor incondicional.”

¿Quieres ser mamá de nuevo y no lo has logrado?

Si tú también estás intentando ser mamá de nuevo y no lo has logrado aún, es importante que acudas con médicos especialistas en reproducción, que detecten específicamente cuál es la situación que te está impidiendo tener un bebé.

En Ingenes, contamos con un Programa Inicial para todas las mujeres que quieren vivir su maternidad nuevamente, y que están dispuestas a hacer todo para lograrlo. Un programa que se enfoca en identificar aquello que te está impidiendo tener un bebé; y trazar un plan de tratamiento personalizado, llevado a cabo por un equipo de expertos embriólogos, andrólogos, médicos ginecólogos con subespecialidad en Biología de la Reproducción y psicoterapeutas, entre otros.

Acércate, agenda tu Programa Inicial y permítenos ayudarte a llevar a tu bebé a casa.

El testimonio de Fecundación In Vitro de Ana, es una muestra de que nada es imposible cuando estás decidida a ser mamá, una muestra de la lucha incansable que millones de mujeres atraviesan el día de hoy. Desde muy joven, Ana tuvo problemas relacionados con la tiroides, y una mala atención médica entonces derivó en que, posteriormente, enfrentara problemas para convertirse en mamá.

A continuación, Ana te cuenta los distintos pasos que dio yendo de médico en médico hasta tener a sus dos cuatitos con ayuda de la Reproducción Asistida y un programa de tratamiento multiciclo de Fecundación In Vitro.

Fecundación in vitro, testimonio de la lucha por ser mamá

“Fue maravilloso poderlos escuchar el día que nacieron, sentí un vuelco en el corazón, la mejor experiencia de mi vida. Cuando era joven, tuve problemas con la tiroides, el tratamiento no fue adecuado y eso me provocó quistes, que se adhirieron a mis trompas.

Una de ellas quedó completamente tapada y la otra funcionando al 2%, y ahí empezó el calvario, andar buscando médicos, yendo a clínicas de fertilidad, los costos… Para nosotras, como mujeres que ya queremos formar una familia, es desesperante, es estresante, es triste, llegas a un punto donde te quiebras, se quiebra tu cuerpo y tu alma.

Empiezas a buscar opciones, quieres tratar de entender, pero tu cerebro no da para más, y a veces piensas que no vas a poder. Yo le dije a mi esposo que, si él quería tener hijos y yo no podía dárselos, debía hacer su vida con alguien más, para no tener problemas, para no exasperarnos al tener un sueño y no poder cumplirlo; pero mi esposo se portó a la altura, me dijo que buscaríamos la solución y que no me dejaría de querer por esto que estábamos atravesando.

Fueron 8 meses de inyectarme y tomar medicamentos. Es difícil, pero tú tienes esas ganas, ese amor guardado, ese deseo de transformarte en mamá… y es por eso es que funcionó. Los doctores hicieron su labor, mi esposo hizo su labor, mis papás, mis amigas y también yo.

Quizás te interese el siguiente artículo: Ovario poliquístico, lo que debes saber para tener a tu bebé

Todo confluyó para llegar a ese momento, cuando los tienes en tu vientre. Cuando el doctor me habló y dijo: ‘Muchas felicidades, ¡estás embarazada!’ Todo por lo que habíamos luchado, todo lo que habíamos soñado… ¡En ese momento se cumplió!

Fue maravilloso poderlos escuchar, ver sus dos ojos, sus dos manos, es un vuelvo en el corazón, verlos nacer fue la mejor experiencia de mi vida. Escucharlos que me dicen mamá y ver cómo van creciendo… Si yo hubiera sabido todo lo que implica y lo que atravesaría, lo volvería a pasar. Lo volvería a procesar y a vivir, porque tener a mis hijos aquí es el sueño final de mi vida, el regalo más hermoso que puedo tener en este mundo, y mi tarea hoy es ver que crezcan sanos, que sean felices.”

¿Quieres ser mamá y aún no lo has conseguido?

De acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), si tienes más de 35 años y has intentado tener un bebé por 12 meses o más, necesitas ayuda de especialistas en reproducción, que detecten de forma precisa cuál es la situación que te está impidiendo transformarte en mamá.

Si tú te sientes identificada con la historia de Ana y estás atravesando problemas para tener un bebé, existen muchas alternativas de Reproducción Asistida, que pueden ayudarte a lograr tu sueño.

En Ingenes, contamos con un Programa Inicial para todas las mujeres que han decidido tener un bebé y están dispuestas a hacer todo para lograrlo. Un programa enfocado en identificar aquello que está obstaculizando tu sueño; y trazar un plan de tratamiento personalizado para que te transformes en mamá, llevado a cabo por un equipo multidisciplinario de embriólogos, andrólogos, médicos ginecólogos con subespecialidad en Biología de la Reproducción y psicoterapeutas, entre otros.

Acércate con nosotros y permítenos ayudarte a llevar a tu bebé a casa.

A sus 28 años, Rebeca ya había pasado por un diagnóstico de ovario poliquístico y endometriosis. Ella recurrió a distintos tratamientos para lograr embarazarse, desde medicamento para ovular hasta inseminaciones artificiales que no tuvieron éxito. Conoce su historia de lucha y cómo logró transformarse en mamá de Elianne y Ricardo, sus dos bebés In Vitro.

Rebeca y sus bebés In Vitro

“En el ultrasonido nos dijeron: ‘Aquí está bebé 1, bebé 2…’, ellos son quienes pelearon, ellos nos escogieron. Cuando me casé fui a hacerme un chequeo, tenía ovario poliquístico y no era seguro que me embarazara de forma natural. Pregunté qué podíamos hacer, estuve cuatro meses con pastillas para ovular, y nada.

Nos hicieron estudios y yo tenía endometriosis, eso lo complicaba. Me sugirieron una inseminación y comenzamos con pastillas, ultrasonidos… cinco meses y no funcionaba. Después en una clínica hicimos otra inseminación y tampoco; dijeron que tenía miomas en el útero y me operaron...

Es muy difícil, empezamos súper positivos y no funcionaba, estaba angustiada y cada semana era ir al doctor, tomar pastillas, hormonas… a eso añade la ansiedad de no saber qué ocurre y nuestra relación de pareja se complicó. Hacer la tarea por obligación afecta, y además que las personas te pregunten: ‘¿Para cuándo?’… ¡No me preguntes, no sabes lo que está pasando!

Un día te despiertas, vas con todo y al otro te sientes decaída, no sabes qué hacer. En el Instituto nos preguntaron cómo nos sentíamos, fue más humano.... Tenía 28 años y nos dijeron que con Fertilización In Vitro habría más posibilidad. Con el primer ciclo del In Vitro la prueba de embarazo salió positiva, pero con un bajo porcentaje.

bebes-in-vitro-ingenes-testimonios-bebes-hermanos-de-espalda

Quizás te interese el siguiente artículo: Guía FIV: todo lo que necesitas saber sobre Fecundación In Vitro

Sabía que no estaba embarazada, no paraba de llorar. Después de eso, esperamos un mes, tratamos de olvidarnos de todo. Regresamos para el segundo ciclo, pusieron tres embriones, y aunque la prueba salió positiva, tuve dudas. Fuimos al ultrasonido y dijeron: ‘Aquí está bebé 1, bebé 2…’, nos quedamos impactados.

En la semana 34 de mi embarazo, mi presión subió al cielo, fui al hospital y tenía preeclampsia. Me metieron al quirófano, pero en ese momento yo estaba feliz porque ya iban a nacer. Todo fue muy rápido… me los mostraron y recuerdo que les toqué la frente, primero a Elianne y luego a Ricardo, pesaron poco pero hoy están perfectos.

Es un proceso complejo, pero hay que tener mucha fe. Y hoy verlos aquí riéndose… mi casa está de cabeza, pero estamos felices de que sean exactamente ellos. Por algo antes no se dio. Ellos son mis bebés In Vitro, ellos son quienes pelearon y son los mejores. Ellos nos eligieron como papás.”

¿Quieres tener un bebé y no lo has logrado aún?

Si te sientes identificada con esta historia y te diagnosticaron ovario poliquístico, endometriosis o estás atravesando algún otro problema para tener un bebé, es importante que acudas con especialistas en reproducción, que detecten precisamente cuál es la situación que te está impidiendo transformarte en mamá.

En Ingenes, contamos con un Programa Inicial para todas las mujeres que han decidido vivir su maternidad y que están dispuestas a hacer todo para lograrlo. Un programa que se enfoca en identificar aquello que está obstaculizando tu sueño; y trazar un plan de tratamiento personalizado para que tengas a tu bebé, llevado a cabo por un equipo multidisciplinario de embriólogos, andrólogos, médicos ginecólogos con subespecialidad en Biología de la Reproducción y psicoterapeutas, entre otros.

Acércate con nosotros y agenda tu Programa Inicial, permítenos ayudarte a llevar a tu bebé a casa.

El Programa Inicial de Ingenes es el primer paso firme para que tengas a tu bebé con un tratamiento de Reproducción Asistida exitoso; un programa con el que obtendrás la evaluación completa de tu salud reproductiva y un plan de tratamiento personalizado, que incluye asesoría médica, consulta presencial y estudios médicos. 

A continuación, te contamos en qué consiste y cómo puedes obtenerlo.

¿Qué es el Programa Inicial de Ingenes?

Para muchas mujeres que tienen dificultades para tener un bebé, uno de los mayores retos es dar el primer paso: programar una cita para consultar a un médico especialista en fertilidad, pero saber qué esperar y cómo se llevará a cabo puede hacer ese proceso mucho más sencillo.

El Programa Inicial de Ingenes es ese primer paso, una evaluación completa de tu salud reproductiva, con la que sabrás exactamente cuáles son las razones por las que aún no has tenido a tu bebé. 

Un equipo de médicos especialistas ginecólogos y biólogos de la reproducción te guiarán a lo largo de este proceso, con el objetivo de darte un plan personalizado de tratamiento de reproducción asistida, que te otorgue las mayores probabilidades de transformarte en mamá

programa-inicial-para-tratamiento-de-reproduccion-asistida-exitoso-medico-especialista-en-reproduccion-asistida-y-enfermera-en-instituto-ingenes

¿Qué incluye tu Programa Inicial en Ingenes?

Tu Programa Inicial es mucho más que una consulta, es una evaluación completa de tu salud reproductiva, de tu historia, tus deseos de maternidad y tus intentos previos para tener a tu bebé.

Este programa contempla todo lo siguiente:

  1. Atención y consulta de especialistas médicos ginecólogos y biólogos de la reproducción.
  2. Estudios clínicos necesarios.
  3. Análisis y valoración completa de tu salud reproductiva e intentos previos.
  4. Plan de tratamiento de reproducción asistida personalizado.

En definitiva, un primer paso firme y con todo lo necesario para que puedas arrancar con un tratamiento de reproducción que realmente sea exitoso y te dé a tu bebé.

¿Cómo funciona el Programa Inicial para tener un tratamiento de reproducción asistida exitoso?

programa-inicial-para-tener-tratamiento-de-reproduccion-asistida-exitoso-madre-padre-e-hijo-despues-del-parto

Tu programa se lleva a cabo en dos etapas de la siguiente forma:

1. Asesoría médica online

Primero, tendrás una asesoría médica en línea. En este punto conocerás al médico especialista que encabezará tu caso y al equipo que estará disponible para ti durante tu proceso completo y hasta que tengas a tu bebé contigo.

Hablarás con tu médico y te hará algunas preguntas sobre tu caso en particular, no solo para conocer sobre tu salud reproductiva, sino sobre tus motivaciones, tu historia de vida y el sueño específico que tienes al querer ser mamá.

Al finalizar, tu médico te dará un pre-diagnóstico de fertilidad y un plan de tratamiento de reproducción asistida, en función de esto.

¿Qué necesitas para tu asesoría?

2. Consulta médica presencial

Una vez que hayas concluido tu asesoría médica online, y que estés de acuerdo con el plan de tratamiento personalizado, es momento de pasar a la siguiente etapa: tu consulta médica presencial.

Elegirás la fecha, hora y sucursal Ingenes que prefieras y, conforme a las instrucciones de tu equipo de especialistas, es probable que ese día te realicemos los siguientes estudios:

Posteriormente, el biólogo de la reproducción que encabeza tu caso definirá los primeros pasos con los que comenzarás tu plan, explicándote detalladamente cada uno de los procesos que llevarán a cabo en conjunto, entre tú y tu equipo.

Además, si lo requieres, contarás con una asesoría financiera y diseñaremos tus planes de pago para que puedas arrancar con tu tratamiento.

¿Qué necesitas para tu asesoría?

Ingenes paga tu Programa Inicial

Nuestra misión es lograr que todas las mujeres que desean tener un bebé puedan lograrlo, y para ello necesitamos acercar las técnicas de Reproducción Asistida a todas ellas; es por eso que en Ingenes decidimos pagar por tu Programa Inicial completo.

Queremos hablar de infertilidad sin miedo, romper el tabú sobre estos temas y dar a todas todas las mujeres que anhelan transformarse en mamás oportunidades reales con una evaluación completa y certera: sabrás exactamente qué es lo que te ha impedido tener un bebé y cuál es el camino exacto que te llevará hasta él por medio de un tratamiento de Reproducción Asistida personalizado, que contempla tus circunstancias específicas y tus intentos previos.

¿Cómo puedes agendar tu Programa Inicial?

Lo único que necesitas para agendar tu Programa Inicial es estar completamente comprometida con tener a tu bebé, y acudir a Ingenes en la fecha y hora que mejor te convenga.

Para agendar tu Programa Inicial, solo da clic en el siguiente enlace: https://ingenes.com/inicio

Hoy, ya son más de 50,000 bebés que hemos traído al mundo con diferentes tratamientos de Reproducción Asistida en más de 16 años, con el respaldo de más de 70 médicos especialistas en México y Estados Unidos, y queremos que sean miles más.

Decídete por hacer todo lo que está en tus manos y comprométete a lograr tu sueño comenzando ya con tu Programa Inicial.

El método ROPA de Fertilización In Vitro, también conocido como maternidad compartida, es una técnica de Reproducción Asistida que permite a las parejas de mujeres cumplir su sueño de tener un bebé que será de ambas; al utilizar el óvulo de una de ellas para formar un embrión, que posteriormente se gestará en el vientre de la otra. De esa forma, una se convierte en madre genética y otra en madre gestante.

Para la mujer que decide aportar los óvulos, será importante evaluar su reserva ovárica. Después, a través de una estimulación ovárica y una punción folicular, se extraen los óvulos que serán fecundados en un laboratorio con apoyo de un donante conocido o una muestra de semen de algún banco de espermatozoides. Una vez fertilizado el óvulo y formado el embrión, este es transferido a la mujer que llevará el embarazo.

El método ROPA fue la alternativa que Marilú y Karla eligieron para consolidar su maternidad en pareja, y traer al mundo a su pequeño Camilo. Te contamos su historia aquí.

Marilú, Karla y el método ROPA para compartir su maternidad

"Cuando yo acepté que era gay, asumí que nunca iba a tener bebés, pero conocí a Karla y ella quería tenerlos. Cambiar ese paradigma en mi cabeza fue otro proceso. Tengo 43 años, Karla tiene 30, y para nosotras era muy importante que el bebé fuera de las dos.

Llamamos al instituto, fuimos al consultorio y comenzamos el proceso. Nos teníamos que preparar las dos. Tuvimos que sincronizar nuestros períodos, tomar pastillas, óvulos, Karla tuvo que inyectarse para estimular y madurar sus óvulos y yo para preparar mi útero.

En el caso de Karla, ella tenía ovario poliquístico, pero eso fue para bien porque teníamos muchos óvulos congelados, en caso de que tuviéramos que hacer varias inseminaciones. A veces lo que crees que es un obstáculo, realmente puede funcionar a tu favor.

El proceso completo de Fertilización In Vitro con el método ROPA fue incómodo, con un poco de malestar, pero las ganas de tener un bebé son mucho mayores que eso y los doctores siempre nos alentaron. Nos hicieron la transferencia el 18 de noviembre de 2019… fueron los días más largos de mi vida. Sentía que estaba embarazada pero cuando nos habló el Dr. Madrazo me puse a llorar, teníamos todos estos pronósticos en contra y lo habíamos logrado a la primera.

Después, fuimos exageradas para seguir todas las indicaciones al pie de la letra: si decían que debía estar dos días en reposo, yo estaba seis o siete. Renuncié a mi trabajo para estar enfocada y al cien. Al principio tuvimos un embarazo de dos y en la semana 6 uno de ellos no crecía, fue muy doloroso.

Con la pandemia nos venimos a Monterrey para estar con nuestras familias. Teníamos miedo de los hospitales y yo estaba preocupada por tener preeclampsia debido a mi edad. Durante las 2 últimas semanas se me subió mucho la presión. Me dieron pastillas, pero estaba muy nerviosa, ansiosa, tenía pesadillas horribles.

El día poco antes de la cesárea tenía la presión alta y se pasaron con la anestesia, fue frustrante porque no podía estar del todo presente en el parto. Karla tuvo otros miedos, pero todo se superó cuando nuestro hijo nació. Tenía los ojos de Karla.

Camilo nació el 22 de julio con bajo peso, pero a pesar de que no fue exactamente como lo planeamos fue muy bonito, el mejor día de nuestras vidas, no podemos estar más felices. Gracias al método ROPA, lo hicimos con un poquito de ciencia y con mucho amor. ¿Cómo pudimos vivir sin él tantos años?

A las mujeres que quieren tener un bebé sepan que lo más importante es dar el paso, decidirlo bien y enfocarse, la ciencia está muy avanzada y mujeres de mi edad o con ovario poliquístico como Karla lo han logrado. Hay que ser abiertas a todas las posibilidades: donación de óvulos, inseminación, in vitro... es claro: TODOS tenemos derecho a tener una familia".

Para saber cuál es tu reserva ovárica es importante que acudas con un médico especialista, quien te realizará distintos estudios clínicos como un ultrasonido vaginal o ciertos análisis hormonales para determinar el nivel y la calidad de tus óvulos; con lo que podrán trazar un plan personalizado para que puedas tener a tu bebé. 

A continuación, te contamos más acerca de tu reserva ovárica y cómo influye esto en tu fertilidad.

Reserva ovárica y cómo se relaciona con tu fertilidad

La reserva ovárica es la cantidad de óvulos que se encuentran disponibles en cada ovario para la vida reproductiva de una mujer, ya que cada una nace con una dotación limitada de óvulos.

Cuando una mujer nace cuenta con entre 1 y 2 millones de óvulos, pero esta cantidad va disminuyendo conforme avanza su edad. Al llegar a la pubertad, contará con 300 a 500 mil óvulos que el ovario administrará en cada ciclo mensual de su vida reproductiva y hasta llegar a la menopausia.

El periodo de mayor fertilidad y el momento en el que existe una mayor reserva ovárica ocurre entre los 16 y los 30 años; sin embargo, aún existe una buena cantidad y calidad de óvulos entre los 31 y 34 años, edades en las que (en caso de no tener algún diagnóstico o problema de infertilidad detectado) las posibilidades de conseguir un embarazo son mucho más altas.

A partir de los 35 años, ocurre un importante descenso en la reserva ovárica de cada mujer, y por encima de los 40 años tanto la cantidad como la calidad de los óvulos tendrán una reducción mucho más considerable, hasta llegar a la menopausia, que en las mujeres mexicanas suele ocurrir a los 48 años, en promedio. 

Reserva ovárica e infertilidad

La infertilidad, es decir la incapacidad para lograr un embarazo después de un año intentándolo teniendo relaciones sexuales sin protección, es un problema común que afecta a más de 180 millones de personas en todo el mundo, de acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud. 

Ahora bien, aunque hay un abanico de causas y situaciones diferentes relacionadas con la infertilidad, la baja reserva ovárica en la mujer, es uno de los factores más comunes que pueden afectar su capacidad de tener un bebé.

Baja reserva ovárica más allá de la edad

Aunque tu edad influye directamente en tu reserva ovárica, esta no es la única razón por la que puede verse afectada, existen otros factores que también pueden influir en tu reserva y reducirla como:

Una mujer que cuenta con una baja reserva ovárica a los 28 años por un diagnóstico de endometriosis, podría contar con la misma cantidad que una mujer de 40 años, y enfrentar inconvenientes para concebir. 

como-saber-cual-es-mi-reserva-ovarica-blog-ingenes-ovulos-al-nacer

Síntomas de una baja reserva ovárica

Existen algunos síntomas que pueden indicarte si estás presentando problemas con tu reserva ovárica o si esta ha disminuido como tener ciclos menstruales más cortos o irregulares y la ausencia de moco cervical.

Sin embargo, cuando la disminución está ligada a un fallo ovárico prematuro, los síntomas pueden ser similares a los presentados durante la menopausia como:

En caso de que estés experimentando uno o más de los síntomas anteriores, o si consideras que podrías estar presentando problemas con tu reserva ovárica, la recomendación es que acudas con un médico especialista en reproducción (particularmente si estás en búsqueda de tener un bebé); quien determinará de forma precisa tanto tu reserva ovárica como el mejor camino para que logres convertirte en mamá.

Tu ciclo menstrual puede hablarte de tu reserva ovárica

Aunque la recomendación es que, ante cualquier duda sobre tu fertilidad y tu reserva ovárica, acudas con un médico especialista; tu ciclo menstrual puede darte indicios de que puede existir algún problema. 

Cuando tus ciclos menstruales tienen un intervalo de 21 a 35 días entre cada uno, durando entre 2 y 7 días, y tu sangrado es de 20 a 80 ml en promedio (puedes medir esto al usar entre dos y cinco toallas por día), es posible hablar de ciclos normales. Cualquier alteración en estas características podría indicar alguna alteración que está afectando tu reserva ovárica. 

¿Cómo se mide la reserva ovárica?

Para medir tu reserva ovárica, un médico especialista deberá realizarte un examen físico y analizar tus antecedentes médicos, además de medir los niveles de la hormona folículo estimulante (FSH) y de estradiol, esto en el 3er, día de tu ciclo menstrual. 

También, es probable que lleve a cabo un ultrasonido transvaginal, un proceso sencillo e indoloro que permite determinar el número de óvulos presentes en tus ovarios.

Un conteo normal considera entre 15 y 20 óvulos, mientras que un conteo menos a 6 óvulos será indicativo de una reserva ovárica insuficiente.

¿Cómo ser mamá con una reserva ovárica baja?

Si estás pasando por un diagnóstico de reserva ovárica baja y deseas tener un bebé, debes saber que es posible lograrlo; y existen diferentes alternativas de reproducción asistida como la Fertilización In Vitro, que debe considerar un proceso de estimulación ovárica.

Después de tu estimulación, deberán extraerse tus óvulos por medio de una punción, con la finalidad de obtener la mayor cantidad de ellos, y esperando que su calidad sea adecuada. Sin embargo, en caso de no contar con óvulos viables, una opción es recurrir a la ovodonación; algo que tu especialista y tú podrían considerar para obtener mayores posibilidades de concebir.

Si tienes más dudas sobre tu reserva ovárica o cualquier otro tema relacionado con tu fertilidad, acude directamente con médicos especialistas en biología de la reproducción, quienes te brindarán una evaluación completa y te darán distintas opciones para que tengas las mayores probabilidades de tener a tu bebé. 

La fertilización in vitro es una alternativa de reproducción asistida que ha ayudado a millones de mujeres a tener un bebé, mujeres como Claudia, quien tuvo a su pequeño Emilio poco antes de cumplir 50 años. 

"Voy a cumplir 50 años. La segunda vez que me inseminaron y no funcionó fue decepcionante, lo dejamos de intentar. Mi familia y amigos me preguntaban, '¿estás segura de que a tu edad puedes tener un bebé?, ¿no te da miedo?'. Estuve 5 años tratando de tener un hijo, mi esposo y yo nos dimos cuenta de que no podíamos hacerlo desde el primer año. 

Tuvimos 2 inseminaciones, durante la primera estábamos muy contentos y no pasó; nos desilusionamos, fue triste, pero la segunda vez fue muchísimo peor, horrible, muy doloroso y lo dejamos de intentar. Una amiga de mi esposo tuvo un bebé a través de Ingenes y fue así como nos animamos a intentarlo nuevamente, me dijeron que mi edad no era un obstáculo, que sí era posible tener un hijo y comenzamos el tratamiento. 

Yo estaba en Cancún, me hablaron para decirme que debía volver para la inseminación y me regresé de inmediato, 3 semanas después me hice la prueba de embarazo: salió positiva, ¡finalmente lo logramos! Después, me hicieron una prueba de sangre porque quería estar segura y eso lo confirmó. 

El primer latido que escuchas es música para tus oídos, suena muy rápido y sabes que es real, que está ahí. Durante el ultrasonido la doctora me dijo: ‘¡Mira a tu bebé, se ven sus pestañas!’ Y cuando nació tenía las pestañas más grandes, pensé '¡Es mi hijo!' Verlo ahí fue maravilloso. 

La vida me cambió por completo, y cuando escucho que me dice 'mamá'... es ahí cuando me doy cuenta que somos una familia. Amanecer temprano todos los días para verlo, que te sonría, es mi amor Emilio, con su mirada puedo vencer cualquier obstáculo del día. Con él aprecio cada pequeño momento, cada esfuerzo y todo el trabajo de estos últimos 5 años. Llevo su foto en mi cuello, lo llevo conmigo siempre."

La maternidad subrogada es un contrato por medio del cual una mujer acepta gestar en su vientre a un bebé, para una persona o pareja que pretende fungir como su madre o padre, una vez que nazca. Esta práctica también es conocida como “gestación subrogada”, “renta de úteros”, “gestación por contrato” o “vientre de alquiler”; y existen diferentes regulaciones alrededor del mundo que permiten o prohíben esta práctica.

En México, el estado de Tabasco y el de Sinaloa permiten este tipo de contratos, que pueden ser remunerados o como un tipo de “regalo” que no se compensa económicamente. A continuación, te hablaremos un poco más sobre la maternidad subrogada, como funciona esta alternativa de reproducción asistida para tener un bebé y cual es el estado actual de su legislación en nuestro país.

¿Cómo funciona la gestación subrogada?

En la mayoría de los casos de maternidad subrogada, para formar el embrión, se utilizan los gametos (óvulo y espermatozoide) de quien busca convertirse en su madre o padre una vez que el bebé nace, aunque existen algunos casos en los que la madre gestante también aporta su material genético, con apoyo de una ovodonación por ejemplo.

La fecundación e implantación del embrión formado por los gametos, se lleva a cabo mediante fertilización in vitro; y una vez nacido, la madre gestante deberá ceder los derechos sobre él y entregarlo a la pareja o persona que se convertirá en su madre o padre.

maternidad-subrogada-mexico-ingenes-como-funciona-mujeres-embarazadas-vientres

Quizás te interese el siguiente artículo: Guía FIV, todo lo que necesitas saber

Gestación subrogada en México

La constitución de nuestro país establece en su artículo 4° que: “Toda persona tiene derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y el espaciamiento de sus hijos”. Sin embargo, no existe aún una legislación federal que regule la maternidad subrogada, por lo que hay estados que lo permiten y otros que no.

Actualmente, dos estados del país permiten la maternidad subrogada (Tabasco y Sinaloa), mientras que en los estados de Querétaro, Coahuila y San Luis Potosí está completamente prohibida, pero recientemente han habido algunos avances respecto a su regulación.

El 3 de junio de 2021, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) falló a favor de regular la maternidad subrogada en el país, con base en la codificación del Código Civil de Tabasco, dejando a cada estado decidir entre regular los términos económicos de esta práctica, o dejar que la madre gestante y quienes fungirán como padre o madre del bebé decidan el convenio para realizarla.

¿Puedo rentar un vientre en México para tener un bebé?

maternidad-subrogada-mexico-ingenes-pareja-con-bebe

Aunque existen estados en los que se permite la “renta de vientres” en el país, no está establecido de forma adecuada un marco legislativo que proteja a las personas que toman la decisión de establecer un convenio de maternidad subrogada, lo que puede traer múltiples problemas para todas las involucradas.

Al no existir una regulación completa sobre esto, las diferentes compañías, clínicas o instituciones de salud pueden establecer criterios propios para realizar esta práctica de reproducción asistida; lo que abre la posibilidad a todo tipo de riesgos que pueden caer incluso en explotación, violencia o llevar a cabo estos procedimientos sin seguridad médica, económica o social.

Existe un amplio debate alrededor de la maternidad subrogada hoy en día, tanto en nuestro país como en el resto del mundo; sin embargo, todo apunta a que su regulación continuará avanzando.

El Estado Mexicano podría obligar a que esta práctica sea gratuita, establecer condiciones de pago o dejar que las partes involucradas lo resuelvan de forma privada, y podríamos contar con una legislación federal al respecto muy pronto, que permita por completo esta práctica en los próximos años.

Hace 16 años la Reproducción Asistida no sólo estaba un paso más cerca de las familias mexicanas, sino que cambió por completo la forma de visualizar el sueño de tener un bebé.

El 2005 fue un año lleno acontecimientos que transformaron al mundo.

11 conciertos se llevaron a cabo de manera simultánea en diferentes países con la finalidad de combatir la pobreza; uno de los presidentes más polémicos de Estados Unidos tomaba cargo por segunda vez consecutiva; el jugador argentino que se convertiría en el mejor del mundo, anotaba su primer gol oficial; la Sub-17 de México hacía historia en un mundial; el personaje más emblemático del Vaticano se despidió para siempre de su público; nacía entonces la plataforma más grande de videos que evolucionaría la forma de navegar en internet; y fue el año que marcó la gran diferencia para muchas mujeres y familias, entre tener el sueño de convertirse en padres y hacerlo posible, con la llegada de Ingenes.

50,000 bebés traídos al mundo con reproducción asistida, y contando...

Nacimos y crecimos en México, hemos adoptado y mejorado técnicas de Reproducción Asistida europeas, las mejores a nivel mundial; contamos con expertos reconocidos internacionalmente y nos mantenemos a la vanguardia con equipo y tecnología de la NASA, para ser el Instituto de Fertilidad y Genética que ofrezca no sólo opciones para tener un bebé, sino resultados.

Tenemos 16 años transformando vidas, encontrando la solución a lo que parecía imposible, y trayendo miles de bebés al mundo.

Gracias a nuestra experiencia y tu confianza, hoy somos el instituto líder en Reproducción Asistida de Latinoamérica, y contamos con la tasa más alta en casos de éxito, con más de 50, 000 bebés nacidos, y contando...

Los tratamientos que ofrecemos son de baja y alta complejidad, que van desde inseminaciones artificiales hasta fertilizaciones in vitro, la cual hemos optimizado para ofrecer programas multiciclo de Fertilización In Vitro, lo que permite que las pacientes aumenten sus probabilidades de tener a su bebé en casa, gracias al número de intentos y con menor desgaste emocional y económico.

No basta con decir que somos expertos

Sí, es importante mencionar que contamos con un equipo multidisciplinario de expertos para garantizar la mejor atención a nuestras pacientes como biólogos, embriólogos, andrólogos, anestesiólogos, genetistas, enfermeras, etc., sin embargo, nuestro expertise va mucho más allá:

Además de todo esto, tenemos el diferenciador más importante, el que hace que encontremos todas las alternativas: nos comprometemos a ser parte de tu sueño en cada paso, para hacerlo realidad.

Sueños que no tienen límites fronteras

En todas partes hay mujeres y parejas que anhelan tener un bebé, y eso nos ha llevado a estar más cerca con la apertura de nuevas sucursales.

Lo que empezó como un sueño hoy es una realidad de 16 años de experiencia, traducidos en miles de historias que hemos compartido con nuestras pacientes, resumidos en más de 50,000 bebés nacidos, y representados por nuestras sucursales en México y Estados Unidos

Nuestras instalaciones están pensadas y diseñadas para brindar la atención que las pacientes merecen, y desde 2005 hemos buscado la manera de estar más cerca para llevar la posibilidad de hacer realidad el sueño de tener un bebé a quienes lo están buscando, y por eso hemos llegado a diferentes lugares, y planeamos llegar a muchos más:

Ciudad de México, Monterrey, Tijuana, Mérida, Guadalajara, Puebla, Querétaro, Toluca, Mazatlán y Morelia, y ahora también en Estados Unidos, con nuestras sucursales en McAllen y San Diego.

Tanto en México como en Estados Unidos, no somos una opción más dentro del mercado, sino la mejor alternativa para ofrecer tratamientos de Reproducción Asistida de calidad a precios más accesibles, para que así cualquier persona pueda adquirirlos. 

Nuestra gran historia de 16 años la hemos escrito junto a ti, tú has hecho que esté llena de sorpresas, emociones, y finales felices, pero aún falta mucho por contar, ¿escribirás con nosotros la mejor parte de ella?

Acércate y descubre lo que está por venir.

Algunos sueños tienen un largo camino por delante, pero en Ingenes, ese camino es una aventura.

Contáctanos

Permiso Cofepris: 133300201A1156 
Dr. Felipe Camargo Cédula Profesional SEP: 4452501 
©Todos los derechos reservados 2021. Instituto Ingenes, Fertilidad & Genética