El hechizo de Carlos II de España & el síndrome de Klinefelter

Carlos II de España mejor conocido en la historia contemporánea como el Rey Hechizado, fue apodado de esa manera por el consejo de inquisición a causa de su infertilidad. El Rey de España padecía una enfermedad genética que se produce cuando un bebé nace con una copia adicional del cromosoma X. No es una afección hereditaria; es una enfermedad genética frecuente que afecta a los hombres, y pocas veces se detecta hasta la edad adulta, puede afectar el crecimiento de los testículos, provocando que sean más pequeños de lo normal, lo cual puede ocasionar menos producción de testosterona.

Carlos II de España mejor conocido en la historia contemporánea como el Rey Hechizado, fue apodado de esa manera por el consejo de inquisición a causa de su infertilidad.

Carlos II nació el 6 de noviembre de 1661, 5 días después de que muriera su hermano Felipe “el próspero”; por lo cual a su padre el Rey Felipe IV de España le pareció una excelente noticia para poder continuar la descendencia a la corona. Pero desde su nacimiento Carlos ya mostraba una salud deficiente; fue hasta los 9 años que logró caminar con cierta dificultad.

En cuanto a su desarrollo intelectual, era distinto al promedio de los demás niños de su edad. Carlos a la edad de 9 años no sabía leer, ni escribir y solo podría contar hasta 100, además de que socializar era una actividad que no conseguía realizar, por lo que el futuro Rey de España creció sin compañía de chicos de su edad.

En 1665 murió el Rey Felipe VI, y el futuro de la corona quedaba en manos del nuevo Rey, Carlos II.

Más tarde, Carlos contrae nupcias con María Luisa; ellos hicieron todo lo posible por tener un bebé, pero al no lograrlo se empezaba a rumorear que alguien le daba de beber pociones mágicas a la Reina María Luisa para evitar que quedara embarazada; todos los esfuerzos por parte de los Reyes de España para tener un bebé fueron en vano.

Algunas años más tarde falleció su querida Maria Luisa, en febrero de 1689; el Rey amaba profundamente a su esposa, por lo que quedó destrozado por el suceso, pero los consejeros reales sabían que el tiempo se agotaba para tener al heredero a la corona. Decidieron buscarle una nueva cónyuge; Mariana de Neoburgo, prima de Carlos II.

Carlos II de España

La madre de Mariana había concebido 24 hijos, lo que parecía garantizar su fertilidad; sin embargo Carlos no producía la cantidad necesaria de espermatozoides, además que su pene era de un tamaño menor al promedio y su apetito sexual no era recurrente.

Poco a poco se reafirmaba la idea de que al Rey Carlos algo le sucedía por el cual no podría tener un bebé, además sus huesos eran cada vez más débiles, en general su salud empeoraba y se rumoraba que se debía a una actuación diabólica.

Fue tan fuerte esta idea dentro de la casa real que se estableció un consejo de la inquisición para ayudar al Rey a resolver esta situación, a través de acciones cómo conjurar al demonio y preguntarle si los soberanos estaban hechizados.

La respuesta la dieron el 9 de septiembre de ese mismo año, por medio del Fray Arguelles:

El demonio respondió por medio de la boca de las monjas, que el Rey estaba doblemente ligado por una obra maléfica, para engendrar y para gobernar. Se le hechizó a los 14 años (edad permitida para empezar a gobernar como monarca) por medio de un chocolate en que disolvieron los sesos de un hombre muerto para quitarle la salud, y también los riñones para corromperle el semen e impedirle continuar la línea generacional real.

El heredero a la corona española nunca llegó, iniciando la decadencia de la familia de la casa de Austria. Con el paso del tiempo los historiadores tras varios estudios revelaron que el Rey Carlos II sufría del síndrome de Klinefelter.

El síndrome de Klinefelter es un padecimiento genético que se produce cuando un bebé nace con una copia adicional del cromosoma X. No es una afección hereditaria; es una enfermedad genética frecuente que afecta a los hombres, y pocas veces se detecta hasta la edad adulta-, puede afectar el crecimiento de los testículos, provocando que sean más pequeños de lo normal, lo cual puede ocasionar menos producción de testosterona.

Los seres humanos tenemos 46 cromosomas, entre ellos, dos cromosomas sexuales que determinan el sexo de la persona. Las mujeres tienen 2 cromosomas sexuales X (XX), mientras que los varones tienen un cromosoma sexual X y un cromosoma sexual Y (XY).

El síndrome de Klinefelter puede presentarse por algunas de las siguientes razones:

  • Una copia adicional del cromosoma X en cada célula (XXY), (esta suele ser la causa más común).
  • Un cromosoma X adicional en alguna de las células (síndrome de Klinefelter mosaico), que presenta menos síntomas.
  • Más de una copia adicional del cromosoma X, lo que es poco frecuente y tiene como consecuencia una forma grave de la afección.

Las copias adicionales de genes en el cromosoma X pueden interferir en el desarrollo sexual masculino y en la fertilidad.

Los síntomas del síndrome de Klinefelter varían con la edad y el crecimiento del varón que lo padece:

Bebés:

  • Debilidad muscular
  • Retraso en el desarrollo motor; demorar más que el promedio para sentarse, gatear y caminar
  • Retraso en el habla
  • Personalidad callada y dócil
  • Problemas al nacer, como testículos que no descienden al escroto

Niños y adolescentes:

  • Estatura más alta que el promedio
  • Piernas más largas, torso más corto y caderas más amplias en comparación a otros niños
  • Pubertad ausente, retrasada o incompleta
  • Después de la pubertad, menos músculos y menos pelo facial y corporal en comparación a otros adolescentes
  • Testículos pequeños y firmes
  • Pene pequeño
  • Agrandamiento del tejido mamario (ginecomastia)
  • Huesos debilitados
  • Bajos niveles de energía
  • Tendencia a ser tímido y sensible
  • Dificultad para expresar pensamientos y sentimientos o para socializar
  • Problemas con la lectura, escritura, ortografía o matemáticas

Adultez:

  • Poca o nula cantidad espermatozoides
  • Testículos y pene pequeños
  • Poco deseo sexual
  • Mayor altura que el promedio
  • Huesos debilitados
  • Menor cantidad de pelo facial y corporal
  • Menos músculos que lo normal
  • Agrandamiento del tejido mamario
  • Aumento de grasa en el abdomen

El síndrome puede aumentar el riesgo de padecer lo siguiente:

  • Ansiedad o depresión
  • Huesos débiles (osteoporosis)
  • Enfermedad cardíaca o vascular
  • Cáncer de mama y otros tipos de cáncer determinados
  • Enfermedad pulmonar
  • Enfermedades del sistema endocrino, como la diabetes y el hipotiroidismo
  • Trastornos autoinmunes, como el lupus y la artritis reumatoide
  • Problemas dentales que te hacen más propenso a las caries dentales

Si tú o alguien que conozcas sabes padece del síndrome de Klinefelter y han querido tener un bebé pero no lo han logrado, existen técnicas especializadas para casos graves de infertilidad masculina, como lo es La Microinyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI), es un procedimiento relativamente nuevo que permite que las parejas tengan un bebé.

La Microinyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI) fue desarrollada en Bélgica en 1992 y consiste en la inyección de un solo espermatozoide directamente en el citoplasma de un óvulo maduro, todo esto dentro de un laboratorio altamente especializado. El espermatozoide es escogido por un experto en Biología de la Reproducción con base en la observación o mediante el uso de la técnica de Selección de Espermatozoides (PICSI). En caso de que resulte imposible recuperar espermatozoides de buena calidad en el eyaculado, éstos pueden extraerse directamente del epidídimo o a través de una biopsia testicular.

El primer paso para tener tu bebé en casa es acudir a Ingenes, ya que cuentan con técnicas de Reproducción Asistida como ICSI, tecnología de vanguardia y especialistas en Biología de la Reproducción, que te brindarán un diagnóstico certero y oportuno, junto con las alternativas adecuadas para ti y tu pareja.

Para conocer más acerca del tema te visita nuestra página de Fecundación in Vitro (ICSI)


Contenidos Relacionados

Por:

Somos el instituto de infertilidad y genética con las tasas de éxito más altas de Latinoamérica con un éxito de 96% de bebé en casa, contamos con laboratorios especializados, médicos especialistas en reproducción, sucursal Ingenes CDMX, Ingenes Guadalajara, Ingenes Mérida e Ingenes Monterrey, programas integrales, apoyo emocional mediante talleres de psicocorporalidad, seguimiento durante todo el embarazo y apoyo nutricional.

Publicado:

Comparte este contenido:

Es momento de cumplir tu sueño de tener a tu bebé en casa

El primer paso para lograrlo es acudir a tu Programa Diagnóstico el cual incluye valoración médica por uno de nuestros especialistas, estudios clínicos para ti y tu pareja, y apoyo emocional con uno de nuestros terapeutas.

En Ingenes logramos que 9 de cada 10 parejas regresen con su bebé a casa. Con nuestros Programas BEC Plus, en caso de no lograrlo te devolvemos tu dinero*

Nuestras Certificaciones
  • Red Latinoamericana de Reproducción Asistida
  • American Society of Reproductive Medicine
  • Fertility Centers of Illinois
  • CINVESTAV
  • CONACYT
  • UNAM
  • European Society of Human Reproduction and Embryology
  • Top Doctors
  • Fairfax
  • Great Place to Work