El tabú de la infertilidad masculina

La infertilidad masculina vive una vergüenza silenciosa. Mientras que las mujeres tienen más opciones para encontrar una comunidad que las apoye, los hombres aún no se unen a la conversación.

Bradley Goldman, de 30 años, comenzó a tomar esteroides a los 18 años. Había escuchado que podían interferir con la fertilidad, pero como muchos jóvenes, estaba más preocupado por no tener bebés que por tenerlos.

Ahora él y su esposa están tratando de quedar embarazados. Bradley llevaba dos años sin esteroides, pero el daño quedó hecho. Cuando recibió un análisis de semen, su recuento de espermatozoides fue cero. «Fue devastador«, dice Bradley para la revista Time.

Bradley comenzó a tomar medicamentos para la fertilidad con la intención de que sus testículos se recuperaran. Pero meses después, seguía sin espermatozoides. Se había inyectado testosterona porque su cuerpo ya no podía producirlo de forma natural y su médico le recomendó que la suspendiera de tal manera que los medicamentos de fertilidad fueran efectivos.

 

Consecuencias del consumo de esteroides para la fertilidad masculina

Actualmente, la cantidad de espermatozoides está subiendo lentamente, pero su deseo sexual se ha debilitado, junto con su energía y 13 kilogramos de músculo que desaparecieron. Tiene grasa en lugares que nunca antes había tenido. Bradley está en depresión.

¿Cuántos otros hombres, con la misma mentalidad machista, estarán en mi situación?

Aunque cada vez hay más hombres que hablan sobre la infertilidad, el tema sigue estigmatizado. Los hombres están prácticamente ausentes de las conversaciones públicas sobre la infertilidad. Incluso aquellos que han buscado apoyo dudan en identificarse como alguien que lucha contra la infertilidad.

«Siento que soy el típico estereotipo de hombre«, afirma Bradley, «Estoy tatuado. Soy musculoso. Hago ejercicio. Y soy infértil. ¿Cuántos otros hombres, con la misma mentalidad machista, estarán en mi situación?

Al igual que las mujeres, los hombres experimentan emociones difíciles ante un diagnóstico de infertilidad. Sufren sentimientos de culpa, por ser el motivo por la que su pareja no puede quedar embarazada y por lo que tendrá que pasar para lograrlo; vergüenza, por no poder realizar la función básica de la reproducción; y soledad.

Contenidos Relacionados

Nuevas comunidades para hombres con diagnóstico de infertilidad

Mientras que las mujeres tienen acceso a comunidades que se relacionan con lo que viven, incluidos los grupos de apoyo, los foros de discusión en línea y los grupos de Facebook, los hombres todavía se resisten a la conversación.

No te ablanda hablar de eso. No te hace menos hombre

Bradley evitó unirse a un grupo de Facebook durante un mes después de que su esposa se lo sugiriera. Según reconoce, Goldman publicó una vez en el grupo privado de Facebook y se sintió incómodo:

«No estaba dispuesto a compartir lo que estoy pasando con un grupo de hombres al azar«, afirma. Finalmente, cedió. Cuando leyó un post de un hombre cuya lucha contra la infertilidad lo llevó a considerar el suicidio, Bradley rompió a llorar:

«Por eso pasan tantos hombres y siguen en silencio.»

Y es que todavía hay pocos grupos, ya sea en persona o en línea, dedicados a la infertilidad masculina. Una oportunidad que Bradley ha considerado aprovechar en YouTube, donde planea hacer una serie con su experiencia.

«No te ablanda hablar de eso. No te hace menos hombre”. Si él puede contribuir a que otro hombre sepa que no está solo, «entonces poner mi historia allí y ser vulnerable vale la pena«.

La infertilidad es responsabilidad de hombres y mujeres

La infertilidad casi siempre se considera un problema de la mujer. Sin embargo, hoy se sabe que un tercio de los casos de infertilidad proviene de factores masculinos.

Las parejas solían asumir que el problema era con la mujer y recurrían a la Inseminación Intrauterina (IIU) directamente sin antes explorar los factores masculinos. Hoy se sabe que un seminograma es fundamental para tomar una decisión informada ante cualquier tratamiento de Reproducción Asistida.

El seminograma es una prueba que se hace en laboratorio para analizar si la forma, cantidad y movimiento de los espermatozoides es el adecuado para fecundar al óvulo.

Cantidad de espermatozoides disminuye 50 por ciento en 40 años

La concentración de espermatozoides en hombres de Estados Unidos, Europa, Australia y Nueva Zelanda han disminuido en más del 50 por ciento en menos de 40 años.

Según estudios recientes de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM, por sus siglas en inglés), el número y movilidad de espermatozoides, ha disminuido en la última década y alertan que sigue una tendencia observada por muchos científicos en las últimas décadas.

Los resultados, publicados en la publicación Human Reproduction Update, mostraron una disminución del 52,4 por ciento en la concentración de espermatozoides y una disminución del 59,3 por ciento en el recuento total de espermatozoides entre los hombres de América del Norte, Europa, Australia y Nueva Zelanda.

«Es una señal urgente para los investigadores y las autoridades sanitarias de todo el mundo para investigar las causas de la disminución sostenida y constante del conteo de espermatozoides«, dijo Hagai Levine, coautora del trabajo en la Universidad Hadassah Braun en Jerusalén.

Urge que los hombres se sumen a la conversación.

Es momento de romper el tabú.


Contenidos Relacionados

Por:

Somos el instituto de infertilidad y genética con las tasas de éxito más altas de Latinoamérica con un éxito de 96% de bebé en casa, contamos con laboratorios especializados, médicos especialistas en reproducción, sucursal Ingenes CDMX, Ingenes Guadalajara, Ingenes Mérida e Ingenes Monterrey, programas integrales, apoyo emocional mediante talleres de psicocorporalidad, seguimiento durante todo el embarazo y apoyo nutricional.

Publicado:

Comparte este contenido:

Es momento de cumplir tu sueño de tener a tu bebé en casa

El primer paso para lograrlo es acudir a tu Programa Diagnóstico el cual incluye valoración médica por uno de nuestros especialistas, estudios clínicos para ti y tu pareja, y apoyo emocional con uno de nuestros terapeutas.

En Ingenes logramos que 9 de cada 10 parejas regresen con su bebé a casa. Con nuestros Programas BEC Plus, en caso de no lograrlo te devolvemos tu dinero*

Nuestras Certificaciones
  • Red Latinoamericana de Reproducción Asistida
  • American Society of Reproductive Medicine
  • Fertility Centers of Illinois
  • CINVESTAV
  • CONACYT
  • UNAM
  • European Society of Human Reproduction and Embryology
  • Top Doctors
  • Fairfax
  • Great Place to Work