¿Por qué es importante (y urgente) romper el tabú de la infertilidad?

Cada proceso ante un diagnóstico de infertilidad es único. Pero compartir los caminos es el primer paso para cambiar la cultura de vergüenza y silencio que existe alrededor de la infertilidad.

La infertilidad, como muchos otros padecimientos, está rodeado de estigmas sociales. La respuesta ante la infertilidad, para muchas personas, suele ser como el de un diagnóstico de cáncer o alguna enfermedad crónica. 

Más allá del padecimiento, existe el factor sorpresa, la desilusión, la culpa, la incertidumbre, el miedo…escenarios catastróficos. La infertilidad se vive con la misma carga negativa que una enfermedad crónica. Y no lo es.

La infertilidad está rodeada de ideas erróneas que bloquean la urgencia y seriedad de un tratamiento oportuno.

Desde la negación del diagnóstico como: “yo no soy infértil, sólo tengo problemas para embarazarme” hasta pensarse menos mujer u hombre por no poder concebir naturalmente. La infertilidad está rodeada de ideas erróneas que bloquean la urgencia y seriedad de un tratamiento oportuno.

via GIPHY

Sí, tienes un padecimiento, ahora, ¿cómo te vas a atender?

Es muy probable que al escuchar un diagnóstico de infertilidad, lo primero que se piense sea “¿Yo? ¿Cómo me pasó a mí? ¿Qué van a decir?“.

Después vendrán las opiniones sociales. Lo primero es la salud.

Sin embargo, lo primero que debería asumirse es que se tiene una determinada condición física (al mismo nivel que cualquier otro asunto de salud pública) y que se debe atender. Después vendrán las opiniones sociales. Lo primero es la salud.

Y cuando se asume que la infertilidad no es un motivo de vergüenza social, sino una situación que requiere atención médica especializada, es más fácil enfocarse en lo que se debe hacer: informarse y visitar un centro especializado en Salud Reproductiva.

Contenidos Relacionados

Si se eliminaran las ideas preconcebidas, otra historia sería

Aunque la infertilidad está “en todas partes” (1 de cada 6 parejas en México la padece), al mismo tiempo parece que “nadie habla de eso”. Entonces, ¿a cuál escenario hay que creerle?

A ambos. Si la gente no hablara sobre la infertilidad, ¿sería una historia clave en el último libro de Michelle Obama? ¿O el argumento central de la “Vida Privada”de Netflix? Por algo el tema es tendencia.

Entonces sí es relevante, pero tal vez parece que no se habla porque en algunas culturas se considera que la infertilidad es motivo de fracaso.

¿Eres un fracaso por padecer endometriosis?

¿Eres menos mujer porque postergaste la maternidad para obtener experiencia profesional?

¿Deberías apenarte porque las malformaciones cromosómicas no lograron un embrión?

¿Eres menos hombre porque tus espermatozoides tienen una morfología anómala?

Quizás, otra razón por la que parece que no se habla es porque no hay suficientes líderes de opinión que hablen del tema que puedan representar a las personas que atraviesan por lo mismo.

Aunque ya hay conversaciones, todavía no es suficiente. En Estados Unidos y Europa, por ejemplo, hay muchas conversaciones desde diferentes plataformas (periódicos, pintoras que exponen su experiencia, parejas que hacen diarios en Facebook, películas).

¿Y en América Latina? ¿En México?

Persona sentada

Hace falta hablar de manera realista y auténtica

Como plantea Resolve, organización no gubernamental, tal vez cuando la gente dice que “nadie habla de eso” lo que realmente quieren decir es que nadie habla de la falta de información; del momento en que se recibe el diagnóstico del médico y lo mal que las personas pueden sentirse.

O cuando ocurren abortos espontáneos; cuando el primer intento no da resultado; sobre qué nivel de desgaste emocional y económico puede implicar un tratamiento médico mal diagnosticado; sobre los retos que implica para un matrimonio que puede destruirse o fortalecerse a partir de esa situación.

¿Por qué es importante hablar de la infertilidad?

Porque es una enfermedad y un problema de salud pública. Y si es tratada como tal por amigos y familiares, medios de comunicación, instituciones educativas y gubernamentales, aquellos que experimentan infertilidad sentirán más apoyo y podrán tener un diagnóstico certero y un tratamiento oportuno.

Por eso se necesita un grupo diverso de figuras públicas para seguir hablando de ello. Se necesita hablar de la infertilidad para que las mujeres y hombres que la padecen comprendan que no están solos.

Una persona con conocimiento de su condición asumirá los posibles escenarios y tendrá algo sumamente valioso: capacidad para elegir y valorar opciones, entre ellas, el lugar correcto para atenderse. 

Pero una persona desinformada por miedo o vergüenza, no tendrá las mismas oportunidades, y quizás cuando decida buscar ayuda, el tiempo no sea suficiente. 

Ingenes es el líder de opinión en México que está abriendo este foro para hablar de manera realista, informada y auténtica.

Porque la infertilidad no es un tema de la vida privada. Es un tema de salud pública.


Contenidos Relacionados

Por:

Somos el instituto de infertilidad y genética con las tasas de éxito más altas de Latinoamérica con un éxito de 96% de bebé en casa, contamos con laboratorios especializados, médicos especialistas en reproducción, sucursal Ingenes CDMX, Ingenes Guadalajara, Ingenes Mérida e Ingenes Monterrey, programas integrales, apoyo emocional mediante talleres de psicocorporalidad, seguimiento durante todo el embarazo y apoyo nutricional.

Publicado:

Comparte este contenido:

Es momento de cumplir tu sueño de tener a tu bebé en casa

El primer paso para lograrlo es acudir a tu Programa Diagnóstico el cual incluye valoración médica por uno de nuestros especialistas, estudios clínicos para ti y tu pareja, y apoyo emocional con uno de nuestros terapeutas.

En Ingenes logramos que 9 de cada 10 parejas regresen con su bebé a casa. Con nuestros Programas BEC Plus, en caso de no lograrlo te devolvemos tu dinero*

Nuestras Certificaciones
  • Red Latinoamericana de Reproducción Asistida
  • American Society of Reproductive Medicine
  • Fertility Centers of Illinois
  • CINVESTAV
  • CONACYT
  • UNAM
  • European Society of Human Reproduction and Embryology
  • Top Doctors
  • Fairfax
  • Great Place to Work