Infertilidad y arrepentimiento: si tan solo…

El arrepentimiento estanca el tiempo. A diferencia de la tristeza o el dolor, el arrepentimiento bloquea la posibilidad de tomar acción. Dejarlo ir es la mejor opción.

El arrepentimiento, después de un diagnóstico de infertilidad, bloquea la posibilidad de tomar  decisiones con claridad y tener buenos resultados.

Tras recibir un diagnóstico de infertilidad, se ha observado que en muchas personas llegan un sin fin de emociones negativas. Tristeza, enojo, impotencia y envidia son parte del proceso. Sin embargo, el arrepentimiento tiene un efecto particular: mantiene a las personas en bloqueo mental y emocional.

Según la consultora Ellen Glazer, experta en parejas con infertilidad, la mayoría de las personas que luchan con la infertilidad pueden lidiar con las otras emociones y seguir adelante con ellas. Con el arrepentimiento, no es así.

“Si no hubiéramos esperado tanto”

Para muchos, la experiencia de sentir tristeza o aceptar el enojo puede aportar más fuerza y ​una nueva actitud. Situación que no funciona igual con el arrepentimiento. Y es que una vez que alguien entra en el círculo de la culpa, el tiempo se estanca y se produce un ciclo vicioso.

 

Cuando el arrepentimiento continúa eclipsando el tratamiento de la infertilidad, las decisiones a menudo se toman pensando en el arrepentimiento futuro, y eso nubla el sano juicio.

Entonces, ¿qué se puede hacer con el arrepentimiento? Dejarlo ir. La tristeza y la ira, la impotencia y la envidia ya son emociones suficientes con las que lidiar, por no hablar de todos los demás tabúes alrededor de la infertilidad.

“Si hubiésemos cambiado de médico antes”

De acuerdo con la experta Ellen Glazer, hay momentos durante la infertilidad -como un ciclo fallido, un aborto espontáneo, un embrión que se está descartando-, en los que un ritual o ceremonia pueden ayudar.

La consultora recomienda crear formas significativas propias y eficaces de desechar los arrepentimientos. Porque el tiempo pasado no va a regresar. Sólo queda el presente.

Contenidos Relacionados

“Si solo hubiera congelado mis óvulos”

Una paciente de Ellen Glazer, una mujer de 44 años, quería tener un bebé. Lamentó no haber congelado sus óvulos cuando tenía 32 o 33 años.

Ellen le dijo que la congelación de óvulos era una opción relativamente nueva. Así que en realidad, no podía haber congelado sus óvulos cuando era más joven. La paciente no se sintió mejor.

Para qué sirve el arrepentimiento si eso no borra nada de lo que ha pasado. El arrepentimiento mejor es sencillamente cambiar

La paciente se arrepentía de haber pasado sus años 30 en relaciones sin futuro. Y en sus años 30 avanzados, comenzó a pensar en la maternidad soltera. “Debí haber hecho algo en ese momento”, dijo con pesar.

“No hubiera creído en mi ginecólogo cuando me dijo que no me preocupara»

Pero la realidad es que tomar la decisión de ser madre soltera no es fácil. Y la paciente necesitaba tiempo. Aún así, ella seguía culpándose: “Pero podría haber investigado a los médicos antes”, dijo, “pude haber encontrado donantes de semen al menos uno o dos años antes.

«Si solo hubiera conocido a mi esposo cuando era más joven»

Como concluía el periodista portugués, José Saramago, “Para qué sirve el arrepentimiento si eso no borra nada de lo que ha pasado. El arrepentimiento mejor es sencillamente cambiar”.

Para Ingenes, no eres sólo un número, entendemos la difícil situación que estás atravesando. Existen opciones y alternativas que pueden ayudarte a cambiar tu situación para lograr tener un bebé.

¿Lista para cambiar?


Contenidos Relacionados

Por:

Somos el instituto de infertilidad y genética con las tasas de éxito más altas de Latinoamérica con un éxito de 96% de bebé en casa, contamos con laboratorios especializados, médicos especialistas en reproducción, sucursal Ingenes CDMX, Ingenes Guadalajara, Ingenes Mérida e Ingenes Monterrey, programas integrales, apoyo emocional mediante talleres de psicocorporalidad, seguimiento durante todo el embarazo y apoyo nutricional.

Publicado:

Comparte este contenido:

Es momento de cumplir tu sueño de tener a tu bebé en casa

El primer paso para lograrlo es acudir a tu Programa Diagnóstico el cual incluye valoración médica por uno de nuestros especialistas, estudios clínicos para ti y tu pareja, y apoyo emocional con uno de nuestros terapeutas.

En Ingenes logramos que 9 de cada 10 parejas regresen con su bebé a casa. Con nuestros Programas BEC Plus, en caso de no lograrlo te devolvemos tu dinero*

Nuestras Certificaciones
  • Red Latinoamericana de Reproducción Asistida
  • American Society of Reproductive Medicine
  • Fertility Centers of Illinois
  • CINVESTAV
  • CONACYT
  • UNAM
  • European Society of Human Reproduction and Embryology
  • Top Doctors
  • Fairfax
  • Great Place to Work