Visit our website for Ingenes US Llama de E.U.A. y Canadá GO
Fecha de Publicación:
28 de diciembre, 2011 

Aplicación de medicamentos

Si estás por someterte a un tratamiento de reproducción asistida como la fecundación in vitro (FIV) en el que deberás aplicarte medicamentos para estimular tu producción de óvulos, es normal que te sientas nerviosa. Por ello en Ingenes contamos con un taller de medicamentos en el que aprederás a aplicártelos de la manera más sencilla. ...

Aplicación de medicamentos

Si estás por someterte a un tratamiento de reproducción asistida como la fecundación in vitro (FIV) en el que deberás aplicarte medicamentos para estimular tu producción de óvulos, es normal que te sientas nerviosa. Por ello en Ingenes contamos con un taller de medicamentos en el que aprederás a aplicártelos de la manera más sencilla.

La mayor parte de los medicamentos para la fertilidad se administran vía subcutánea. Esto significa que se aplican con una aguja muy pequeña que sólo penetra la piel, por lo que son indoloras.

Los medicamentos para estimular la producción de óvulos deben ser prescritos por un especialista en fertilidad y sus efectos deben ser cuidadosamente monitoreados mediante ecografías transvaginales y pruebas de sangre cada dos o tres días.

Si estás por someterte a un tratamiento de reproducción asistida como la Fecundación In Vitro (FIV), deberás aplicarte medicamentos para estimular tu producción de óvulos y maximizar así tus probabilidades de embarazo para que tengas un bebé.

Es normal que te sientas nerviosa antes de la primera aplicación. Ésta suele ser la primera vez que la mayor parte de las mujeres se inyectan a sí mismas y el miedo a no hacerlo bien se suma a las emociones que enfrentan debido a su lucha contra la infertilidad.

Taller de medicamentos

Con el fin de facilitar este proceso, en Ingenes contamos con un taller de medicamentos en el que aprenderás a aplicártelos de la manera más sencilla. Es recomendable que tu pareja te acompañe al taller y ambos hagan tantas preguntas como consideren necesarias.

Durante éste, te entregaremos un calendario en el que podrás consultar tu protocolo personal de administración de fármacos y una enfermera te supervisará durante tu primera inyección para asegurarse de que estés haciendo un buen trabajo. Las posibilidades de que tengas alguna complicación al inyectarte son muy bajas y una vez que la primera inyección pasa, nuestras pacientes suelen darse cuenta de que no fue tan mala como imaginaban.

La mayor parte de los medicamentos para la fertilidad se administra vía subcutánea. Esto significa que las inyecciones se aplican con una aguja muy pequeña que sólo penetra la piel, por lo que son indoloras y fáciles de aplicar. Es el mismo procedimiento mediante el que los diabéticos se inyectan insulina y cuando menos te des cuenta se habrá convertido en parte de tu rutina diaria.

¿Cómo aplicar los medicamentos?

El proceso de aplicación de medicamentos para la fertilidad consiste en seguir sencillos pasos:

  1. Reúne todo el equipo necesario.
  2. Lávate las manos.
  3. Elige el lugar en el que te inyectarás y usa un algodón con alcohol para limpiar el área del centro hacia afuera en movimientos circulares. Espera a que tu piel se seque antes de la inyección para evitar la sensación de ardor.
  4. Disuelve el medicamento con el diluyente indicado e introdúcelo en la jeringa.
  5. Toma la jeringa como un lápiz y acomódala en un ángulo de 90 grados con respecto a la superficie de tu piel.
  6. Inserta la aguja rápida y suavemente en tu abdomen, a unos 2 centímetros de tu ombligo en cualquier dirección. Recuerda que debes inyectarte cada vez en un punto diferente para disminuir las molestias.
  7. Desprende la aguja de la jeringa con ayuda del protector de plástico. Ten cuidado al manipular la aguja.
  8. Desecha la jeringa y la aguja en un contenedor apropiado.

Consejos para la medicación

  1. Ten en mente que la idea de inyectarte es mucho peor que la inyección en sí. No lo pienses demasiado.
  2. Asegúrate de estar cómoda y relajada.
  3. Aplícate la inyección a la misma hora todos los días.
  4. Cuando no los uses, almacena tus medicamentos en un lugar fresco y seco.
  5. Si aplicarte la inyección te parece demasiado difícil, pídele ayuda a tu pareja o a un amigo. Ésta es una buena manera de dejar que tu pareja se involucre en el proceso.
  6. Asegúrate de seguir las instrucciones de tu médico, respetar la dosis recomendada y desechar las agujas en contenedores especiales.

Efectos normales del medicamento.

Durante este proceso deberás someterte a ecografías transvaginales y pruebas de sangre cada dos o tres días. Éstas permiten dar seguimiento al desarrollo de los folículos (sacos que contienen a los óvulos) y monitorear tu reacción ante los medicamentos.

Los medicamentos provocan algunos efectos considerados normales que incluyen cambios de ánimo, sensación de congestión mamaria y dolores de cabeza en muy pocos casos.

Por su parte, si estos medicamentos son aplicados sin la supervisión de un especialista que monitoree la evolución de la paciente pueden provocar el síndrome de hiperestimulación ovárica, que afecta a menos del 1 por ciento de las pacientes.

El síndrome de hiperestimulación ovárica se manifiesta con síntomas como fiebre, náuseas, retención de líquidos y distención abdominal -que suelen aparecer después de la punción ovárica o aspiración folicular-. Debe ser atendido por un especialista para evitar complicaciones.

Es muy importante que contactes al especialista en fertilidad en caso de presentar cualquiera de estos síntomas, si tienes dudas en cuanto a la aplicación de medicamentos o si llegas a administrarte una dosis mayor a la indicada.

Otros síntomas que se pueden presentar son irritación en el área de aplicación o infección, en cuyo caso también es importante que te comuniques con tu médico.

Medicamentos más comunes

Tu diagnóstico y tu plan de tratamiento determinarán la combinación de medicamentos inyectables que requerirás en cada ciclo de FIV. Algunos de los más utilizados son:

    • Merapur - Se utiliza para estimular la maduración de varios folículos. Debe disolverse en un diluyente y administrarse vía subcutánea en el horario que el médico indique, generalmente entre 5 y 7 pm. La dosis diaria no debe ser mayor a 450 unidades (cada ámpula es de 75 unidades).
    • Cetrotide u Orgalutran - Se utiliza para estimular la maduración de varios folículos a partir del momento en que el médico lo indica y hasta finalizar el tratamiento de estimulación ovárica. Este medicamento debe administrarse vía subcutánea en el horario que el médico señale, generalmente durante la mañana entre 7 y 9 am. La dosis diaria debe ser de 0.25 miligramos (una jeringa).
    • Puregon - Se utiliza en algunas pacientes para estimular la maduración de varios folículos. Debe administrarse vía subcutánea durante 6 a 12 días y en el horario que el médico indique. Este medicamento viene en varias presentaciones según la dosis prescrita.
    • Choragon - Este medicamento se utiliza al final del tratamiento de estimulación ovárica y ayuda a evitar que el folículo se dañe antes de que el óvulo alcance la madurez necesaria. Se administra una dosis única de una o dos ámpulas vía subcutánea en el horario que el médico indique.
    • Lucrin Kit o Gonapeptyl Daily - Se utiliza en pacientes que deben someterse a protocolos largos de estimulación. Este medicamento se administra vía subcutánea a partir del día 17 del ciclo menstrual previo al inicio de la estimulación ovárica y en el horario que el médico indique, generalmente entre 7 y 9 am.
    • Gonapeptyl Depot - Se utiliza en ciclos de donación de óvulos o transferencia de embriones congelados para preparar el endometrio de la paciente para recibir al embrión. Se administra una dosis única de 3.75 miligramos (un ámpula) en el día 17 del ciclo menstrual previo al inicio de la estimulación ovárica de la donante.
    • Evorel 50 (parches de estrógeno) - Se utilizan en ciclos de donación de óvulos o transferencia de embriones congelados para preparar el endometrio de la paciente para recibir al embrión. Éstos pueden colocarse debajo del ombligo, en la región anterior e interna de los muslos o en la parte baja de la espalda y es recomendable que se apliquen cada vez en un sitio distinto debido a que la piel puede irritarse. El uso de parches debe comenzar en el segundo día de regla y la dosis varía según lo que el médico señale (de dos a cuatro parches cada tercer día).
    Recuerda que antes de aministrarte algún medicamento es muy importante que cuentes con el diagnóstico de un especialista, ya que es el indicado para monitorear la evolución de los medicamentos y será tu guía durante el proceso hasta que logres tener un bebé en casa.

Obtenga lo último de nuestro blog de Ingenes

Manténgase actualizado con información precisa sobre la reproducción asistida y los tratamientos de fertilidad, y conozca el camino para expandir su familia.

Este sitio web almacena cookies en tu computadora. Estas cookies sirven para recolectar información respecto a cómo interactúas con nuestro sitio web y nos permite recordarte. Utilizamos esta información con la finalidad de mejorar y optimizar tu experiencia de búsqueda, además de analizar y medir nuestras visitas en este sitio y otros medios. Para saber más sobre las cookies que utilizamos, te invitamos a leer nuestra Política de Privacidad.
Privacy Policy