Mala calidad ovocitaria

¿Qué es la mala calidad ovocitaria?

A partir de los 35 años comienza a haber una notable reducción del número de óvulos en los ovarios de la mujer y, sobre todo, de su calidad.

Cuando ésta llega a los 40 años los óvulos de mala calidad suelen superar en número a los óvulos saludables, por lo que sus probabilidades de quedar embarazada disminuyen significativamente.

No existe ningún tratamiento para mejorar la calidad ovocitaria, sin embargo, técnicas como la Fertilización In Vitro permiten la extracción de varios óvulos con la esperanza de que algunos sean de buena calidad.

La calidad ovocitaria indica cuán preparados están los óvulos de una mujer para convertirse en embriones sanos una vez fertilizados.

Para poder transformarse en un embrión sano, el óvulo necesita poseer los cromosomas apropiados y tener la capacidad para combinarlos con los del espermatozoide.

Además, debe tener suficiente energía a fin de poder crecer y dividirse normalmente.

Un óvulo de mala calidad puede alterar el proceso reproductivo y marcar la diferencia entre llevar o no un embarazo a su término.

Del mismo modo, los óvulos de mala calidad pueden desembocar en embarazos cromosómicamente anormales y aumentar así el riesgo de que el bebé presente desórdenes genéticos.

Causas de la mala calidad ovocitaria

A partir de los 35 años comienza a haber una notable reducción del número de óvulos en los ovarios de la mujer y, sobre todo, de su calidad.

Cuando ésta llega a los 40 años los óvulos de mala calidad suelen superar en número a los óvulos saludables, por lo que sus probabilidades de quedar embarazada disminuyen significativamente.

La edad es el factor de mayor influencia sobre la calidad ovocitaria de la mujer, sin embargo, algunas mujeres jóvenes también pueden tener mala calidad ovocitaria como consecuencia de:

  • Problemas genéticos
  • Problemas inmunológicos
  • Tratamientos contra el cáncer
  • Tabaquismo
  • Endometriosis
  • Obesidad
  • Síndrome de ovarios poliquísticos


Mala calidad ovocitaria relacionada a la edad

¿Cómo se diagnostica la mala calidad ovocitaria?

Se pueden realizar análisis de sangre para medir los niveles de hormona folículo estimulante (FSH) y estradiol en el tercer día del ciclo menstrual de la mujer con el fin de obtener datos sobre su respuesta ovárica y estimar así la calidad de sus óvulos.

Altos niveles de FSH o estrógeno pueden indicar una baja producción de óvulos y afectar negativamente su calidad.

Sin embargo, la mejor manera de comprobar si los óvulos de la mujer tienen la capacidad de crecer y desarrollarse correctamente es mediante un ciclo de Fertilización In Vitro.

Este procedimiento, acompañado del diagnóstico genético preimplantatorio, ayuda a detectar anomalías cromosómicas y genéticas en el embrión.

Tratamientos para lograr el embarazo cuando se tiene mala calidad ovocitaria

No existe ningún tratamiento para mejorar la calidad ovocitaria, sin embargo, técnicas como la Fertilización In Vitro permiten la extracción de varios óvulos con la esperanza de que algunos sean de buena calidad.

En caso de que la mujer no cuente con óvulos viables después de un tratamiento de Fertilización In Vitro puede recurrir a la donación de óvulos.

Esta es una excelente alternativa para tener un bebé en casa gracias a que sus tasas de éxito no se ven afectadas por la edad de la paciente.

Es importante que las parejas que consideran la donación de óvulos se sientan cómodas con la decisión.

En Ingenes contamos con una unidad de apoyo emocional para acompañarlas en el proceso, así como con personal calificado y dispuesto a responder cualquier duda que puedan tener.

En cualquier caso y gracias a que los óvulos se fertilizan en el laboratorio de Reproducción Asistida, es posible monitorear su desarrollo a través de:

La transferencia de embriones en la fase de blastocisto, es decir, cinco o seis días después de la fertilización

Fertilización in vitro con ICSI

Hasta hace pocos años, todos los embriones se transferían en el tercer día después de la fertilización debido a que era imposible mantenerlos vivos en un laboratorio.

Sin embargo, hoy la tecnología nos permite cultivarlos por mayor tiempo, lo que facilita la selección de los embriones de mayor calidad y con mayor poder de implantación.

El diagnóstico genético preimplantatorio (DGP)

Este método permite que sólo los embriones libres de anomalías genéticas y cromosómicas se transfieran al útero materno.

Las pacientes con mala calidad ovocitaria tienen una tasa más elevada de anomalías genéticas estructurales, por lo que al transferir sólo embriones normales se maximizan las probabilidades de implantación, de embarazo y de tener un bebé en casa.

(Conoce más sobre el diagnóstico genético preimplantatorio)


Detalles de publicación

Por: 2018

Ingenes es el Instituto de Fertilidad y Genética líder en salud reproductiva con las tasas de éxito más altas de Latinoamérica

Publicado:

Actualizado:


Es momento de cumplir tu sueño de tener a tu bebé en casa

El primer paso para lograrlo es acudir a tu Programa Diagnóstico el cual incluye valoración médica por uno de nuestros especialistas, estudios clínicos para ti y tu pareja, y apoyo emocional con uno de nuestros terapeutas.

En Ingenes logramos que 9 de cada 10 parejas regresen con su bebé a casa. Con nuestros Programas BEC Plus, en caso de no lograrlo te devolvemos tu dinero*

Comparte este contenido:

Valoraciones:

0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5

(0 votos, promedio: 0,00 de 5)


Nuestras Certificaciones
  • Red Latinoamericana de Reproducción Asistida
  • American Society of Reproductive Medicine
  • Fertility Centers of Illinois
  • CINVESTAV
  • CONACYT
  • UNAM
  • European Society of Human Reproduction and Embryology
  • Top Doctors
  • Fairfax
  • Great Place to Work