Mitos y realidades sobre la infertilidad

Durante años se creyó que la responsable de la infertilidad era la mujer, pero hoy sabemos que ésta afecta igualmente a hombres y mujeres, por lo que la evaluación conjunta de la pareja es fundamental para obtener un diagnóstico adecuado.Según creencias populares, tener relaciones sexuales con la cadera elevada aumenta la probabilidad de lograr...

Durante años se creyó que la responsable de la infertilidad era la mujer, pero hoy sabemos que ésta afecta igualmente a hombres y mujeres, por lo que la evaluación conjunta de la pareja es fundamental para obtener un diagnóstico adecuado.
Según creencias populares, tener relaciones sexuales con la cadera elevada aumenta la probabilidad de lograr el embarazo. Sin embargo, se ha comprobado que las posiciones sexuales no tienen ningún efecto sobre la fertilidad.
Por mucho tiempo, un jarabe para la tos fue usado tanto por médicos como por pacientes para mejorar la calidad del moco cervical y hacerlo más receptivo a los espermatozoides, pero hoy sabemos que el uso de un jarabe no influye en la calidad del moco cervical ni aumenta la probabilidad de embarazo.

Existe una creencia generalizada de que sólo las personas acomodadas pueden pagar los tratamientos de fertilidad, sin embargo, en Ingenes ofrecemos diversos planes de financiamiento que permiten que aquéllos que verdaderamente quieren formar una familia puedan lograrlo a pesar de sus circunstancias económicas.

strong>REALIDAD: Durante años se creyó que la responsable de la infertilidad era la mujer, pero hoy sabemos que ésta afecta igualmente a hombres y mujeres, por lo que la evaluación conjunta de la pareja es fundamental para obtener un diagnóstico adecuado.

Alrededor de un tercio de los casos de infertilidad se debe a factores masculinos, en tanto que un tercio puede atribuirse a factores femeninos. Otras causas de infertilidad se deben a la combinación de problemas en la pareja y, sólo en un 10 por ciento de los casos, se habla de infertilidad inexplicable.

estadística de la infertilidad y el género

La infertilidad masculina puede relacionarse con un gran número de causas, sin embargo, la mayor parte de los casos se deben a problemas de concentración, movilidad y morfología de los espermatozoides, los cuales se pueden evaluar a través de un simple espermiograma o análisis de semen.

REALIDAD: Con frecuencia imaginamos que tener hijos será lo más fácil y natural del mundo, sin embargo, dado que el embarazo es el resultado de un proceso reproductivo complejo, la realidad no siempre es así.

En México, una de cada seis parejas tiene problemas de infertilidad, es decir, alrededor de 15 por ciento de la población en edad reproductiva.

REALIDAD: Según las estadísticas recopiladas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, 11 por ciento de las parejas que ya tienen un hijo enfrentan dificultades para concebir nuevamente y, en la creencia de que son fértiles, retrasan la búsqueda de un tratamiento para embarazarse. Cuando una pareja que ya ha concebido en el pasado tiene problemas para hacerlo de nuevo después de un año sin usar métodos anticonceptivos, se habla de infertilidad secundaria.

REALIDAD: Si bien es cierto que una mujer de 40 años aún es joven, su edad reproductiva se considera avanzada. Esto se debe a que, a diferencia del hombre que produce espermatozoides durante toda su vida, la mujer nace con alrededor de 1 millón de óvulos en sus ovarios y no genera óvulos nuevos.

A partir de los 35 años la reserva ovárica de la mujer comienza a disminuir, y una vez que ésta llega a los 40 años los óvulos de mala calidad suelen superar en número a los óvulos saludables, por lo que sus probabilidades de quedar embarazada se reducen significativamente.

grafica probabilidad de embarazo en ciclos naturales y edad de la madre

La tasa de embarazo natural para las mujeres menores de 30 años es de 20 a 30 por ciento mensual, sin embargo, para los 40 años la probabilidad de concebir disminuye a 5 por ciento y el riesgo de abortos espontáneos y alteraciones genéticas como el Síndrome de Down aumenta.

En los hombres no hay una edad específica para que la fertilidad disminuya, sin embargo, los hombres mayores de 40 años pueden tener una mayor incidencia de alteraciones espermáticas.

REALIDAD: La infertilidad es un problema médico que la relajación por sí sola no soluciona. El estrés y otras emociones son el resultado de la infertilidad y no su causa.

REALIDAD: La infertilidad puede ser una experiencia difícil para la pareja, sin embargo, gracias al apoyo emocional que ofrecen algunos centros de reproducción asistida, también puede servir como una experiencia de aprendizaje durante la que la pareja descubre nuevas maneras de relacionarse y mejorar su comunicación.

REALIDAD: Las posiciones sexuales no tienen ningún efecto sobre la fertilidad. Si tienes problemas para concebir, elevar la cadera o pararte de cabeza no harán ninguna diferencia. Un diagnóstico oportuno es fundamental para obtener el tratamiento de fertilidad adecuado, por lo que es recomendable que consultes a un experto.

REALIDAD: Algunas parejas creen que el sexo frecuente aumentará sus probabilidades de concebir o, por el contrario, que la concentración de espermatozoides será menor si se eyacula frecuentemente. En ambos casos se trata de una creencia falsa.

Cuando se busca un embarazo, es recomendable que el coito tenga lugar en los días cercanos a la ovulación, es decir, alrededor del día 14 del periodo menstrual, que es cuando ésta ocurre.

REALIDAD: Por mucho tiempo, un jarabe para la tos fue usado tanto por médicos como por pacientes para mejorar la calidad del moco cervical y hacerlo más receptivo a los espermatozoides. Sin embargo, hoy sabemos que el uso de este no influye en la calidad del moco cervical ni aumenta la probabilidad de embarazo.

REALIDAD: En Ingenes estamos convencidos de que a medida que el estrés disminuye las funciones reproductivas mejoran y la probabilidad de lograr un embarazo exitoso es mucho mayor.

Por ello, contamos con una unidad de apoyo emocional que a través de métodos como la acupuntura y la psicocorporalidad ayuda a equilibrar la energía del cuerpo, reduce el estrés y permite que nuestros pacientes estén en la mejor condición para enfrentar un tratamiento de reproducción asistida.

REALIDAD: Estudios internacionales han revelado que un sobrepeso de 10 kilogramos incrementa el riesgo de infertilidad en un 10 por ciento. Según un estudio realizado en el Centro Médico Académico de Ámsterdam, una mujer con un índice de masa corporal (que se calcula dividiendo su peso en kilogramos entre su estatura en metros al cuadrado) de 35 tiene una probabilidad 26 por ciento menor de lograr un embarazo natural que una mujer con un índice de masa corporal normal, es decir, de entre 20 y 25.

Si quieres embarazarte y tu índice de masa corporal es superior a 30, es recomendable que evites comer demasiados carbohidratos, grasas saturadas o azúcar y enriquezcas tu dieta con frutas, verduras, granos y fuentes magras de proteínas. Asimismo, debes incorporar una rutina de ejercicio gradualmente a tu vida diaria.

REALIDAD: Las estadísticas revelan que la probabilidad de embarazo es la misma antes y después de adoptar un bebé.

REALIDAD: La adopción es una excelente alternativa para formar una familia, sin embargo, el proceso también es costoso y desgastante. Dado que la necesidad de tener hijos biológicos puede ser muy poderosa, es comprensible que una pareja quiera explorar el tratamiento médico antes de considerar la adopción.

REALIDAD: La mayor parte de las condiciones causantes de infertilidad pueden resolverse mediante tratamientos de reproducción asistida de baja complejidad como el uso de medicamentos para inducir la ovulación.

Los tratamientos de alta complejidad como la fertilización in vitro (FIV) sólo se utilizan para ayudar a que parejas con condiciones que hasta hace poco les hubieran impedido tener hijos (trompas de Falopio dañadas, bajo conteo espermático, etc.) realicen su sueño de ser padres.

REALIDAD: Al igual que todos los medicamentos controlados, los fármacos que se utilizan para estimular la producción de varios óvulos como parte de un tratamiento de FIV pueden causar efectos secundarios, por lo que su administración debe ser prescrita y monitoreada por un especialista experimentado.

Durante el uso de estos medicamentos, las pacientes son monitoreadas mediante ultrasonidos y exámenes de sangre regulares, lo que prácticamente nulifica los riesgos.

REALIDAD: Existe el riesgo de tener un embarazo múltiple como consecuencia de los tratamientos de fertilidad, en particular cuando se toman medicamentos que estimulan la ovulación o con métodos como la fertilización in vitro (FIV), en el que suele introducirse más de un embrión al útero de la mujer con el fin de aumentar las probabilidades de lograr el embarazo.

Sin embargo, gracias a la experiencia de nuestros especialistas, en Ingenes hemos desarrollado técnicas avanzadas de selección embrionaria que nos permiten reducir la cantidad de embriones que es necesario transferir y, por ende, el riesgo de embarazos múltiples.

Ya que muchas de las parejas que nos consultan desean tener gemelos es importante destacar que, si se cuenta con la asesoría de un especialista y se siguen los cuidados necesarios, el embarazo gemelar no tiene por qué presentar complicaciones.

REALIDAD: Además de permitir que las mujeres que deben someterse a tratamientos como la quimioterapia o la radioterapia (que pueden provocar una menopausia prematura) conserven sus óvulos y puedan ser mamás una vez superada la enfermedad, la congelación de óvulos es una excelente opción para las mujeres que, por la razón que sea, deseen posponer la maternidad sin temor a que la infertilidad relacionada con la edad llegue antes de que estén listas para tener hijos.

Debido a que la fertilidad de la mujer disminuye drásticamente después de los 35 años, es importante que las mujeres que quieran retrasar la maternidad congelen sus óvulos cuanto antes, ya que su baja calidad podría dificultar el embarazo.

REALIDAD: Además de permitir que las mujeres que deben someterse a tratamientos como la quimioterapia o la radioterapia (que pueden provocar una menopausia prematura) conserven sus óvulos y puedan ser mamás una vez superada la enfermedad, la congelación de óvulos es una excelente opción para las mujeres que, por la razón que sea, deseen posponer la maternidad sin temor a que la infertilidad relacionada con la edad llegue antes de que estén listas para tener hijos.

Debido a que la fertilidad de la mujer disminuye drásticamente después de los 35 años, es importante que las mujeres que quieran retrasar la maternidad congelen sus óvulos cuanto antes, ya que su baja calidad podría dificultar el embarazo.

REALIDAD: En Ingenes ofrecemos diversos planes de financiamiento que permiten que aquéllos que verdaderamente quieren formar una familia puedan lograrlo a pesar de sus circunstancias económicas. Conoce nuestras opciones de financiamiento.

REALIDAD: Aun cuando brinden tratamientos con nombres similares (FIV, ICSI, etc.), no todas las clínicas de fertilidad ofrecen la misma probabilidad de éxito. Elementos como los protocolos, la tecnología que se utiliza, el seguimiento a la paciente, los controles de calidad, los costos y los financiamientos pueden ser totalmente distintos entre una clínica y otra, y por ende el resultado final también es distinto.

Al escoger un centro de fertilidad debes tener en cuenta, entre otras cosas:

  • Que en todo momento se te proporcione información clara sobre tu diagnóstico y el tratamiento de fertilidad sugerido, así como sobre sus costos totales
  • La experiencia de sus especialistas
  • Su reconocimiento a nivel nacional e internacional
  • La atención del equipo médico y la confianza que éstos te brindan
  • Sus tasas de éxito en embarazo
  • Que cuente con equipo e instalaciones de primer nivel
  • Su inversión en investigación

Es momento de cumplir tu sueño de tener a tu bebé en casa

El primer paso para lograrlo es acudir a tu Programa Diagnóstico el cual incluye valoración médica por uno de nuestros especialistas, estudios clínicos para ti y tu pareja, y apoyo emocional con uno de nuestros terapeutas.

En Ingenes logramos que 9 de cada 10 parejas regresen con su bebé a casa. Con nuestros Programas BEC Plus, en caso de no lograrlo te devolvemos tu dinero*

Nuestras Certificaciones
  • Red Latinoamericana de Reproducción Asistida
  • American Society of Reproductive Medicine
  • Fertility Centers of Illinois
  • CINVESTAV
  • CONACYT
  • UNAM
  • European Society of Human Reproduction and Embryology
  • Great Place to Work