Pruebas de fragmentación del ADN

La función primaria del esperma es llevar el ADN masculino al óvulo de la mujer, y su calidad como medio de transporte puede evaluarse a través de un grama común. Sin embargo, se requiere una prueba de fragmentación para analizar la calidad del ADN que transporta, la cual es de vital importancia para el...

La función primaria del esperma es llevar el ADN masculino al óvulo de la mujer, y su calidad como medio de transporte puede evaluarse a través de un grama común. Sin embargo, se requiere una prueba de fragmentación para analizar la calidad del ADN que transporta, la cual es de vital importancia para el desarrollo del embrión y el éxito del embarazo.
Algunos hombres con muestras de semen normales pueden tener un alto grado de fragmentación del ADN, mientras que otros con muy baja calidad espermática pueden tener un grado mínimo de fragmentación.

¿Cuál es la función de la prueba de fragmentación del ADN?

La prueba de fragmentación del ADN se recomienda a las parejas que no han logrado concebir a pesar de haber sido sometidas a tratamientos de reproducción asistida de alta complejidad, a aquéllas que han sufrido abortos recurrentes o en las que el hombre padece enfermedades crónicas no controladas como la diabetes.

Lo ideal es que la prueba se lleve a cabo antes del primer tratamiento de reproducción asistida, ya que sus resultados pueden ayudar a las parejas y a los especialistas en fertilidad a seleccionar la técnica más apropiada y evitarles el desgaste físico, emocional y económico de someterse a tratamientos fallidos.

Muchos casos de infertilidad inexplicable logran resolverse gracias a la prueba de fragmentación del ADN, durante la que el esperma es irrigado con una tintura que sólo se adhiere a los espermatozoides con cadenas de ADN dañadas. A continuación, los espermatozoides se pasan uno por uno bajo un rayo de luz que ilumina la tintura y provoca que se vean anaranjados (dañados) o verdes (normales). Por último, una computadora cuenta los espermatozoides verdes y anaranjados y calcula el índice de fragmentación del ADN, que sirve para determinar el grado al que los espermatozoides han madurado y, por tanto, su calidad.

Pruebas de fragmentación del ADN

Todos los hombres, fértiles o infértiles, tienen un porcentaje de espermatozoides con ADN fragmentado, sin embargo, una muestra de semen normal debe tener menos de 15 por ciento de espermatozoides dañados, mientras que en los casos graves de infertilidad éstos ascienden a más de 30 por ciento.

Entre los factores que pueden causar fragmentación del ADN están el tabaquismo, la edad (la fragmentación del ADN aumenta después de que el hombre llega a los 45 años), infecciones seminales, cáncer testicular, exposición a químicos, contaminación, uso de drogas, tratamientos oncológicos como la quimioterapia o la radioterapia, entre otros. La exposición prolongada al calor en automóviles, saunas o tinas calientes también puede contribuir a los altos niveles de fragmentación del ADN espermático.

Factores que dañan el ADN en espermatozoides

En algunos casos el óvulo –siempre que sea de buena calidad- es capaz de reparar estas lesiones en el momento de la fecundación. Asimismo, la fragmentación del ADN puede tratarse con antioxidantes orales durante un periodo de 2 a 3 meses en el que es posible que se reduzca hasta un 20 por ciento. Sin embargo, es posible que algunos pacientes no respondan al tratamiento, sobre todo cuando el daño del ADN es inducido por factores tóxicos o altas temperaturas.

En las situaciones en que el índice de fragmentación del ADN no se puede mejorar es recomendable recuperar los espermatozoides directamente del testículo por medio de una biopsia y usarlos en un procedimiento de microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI).

Se ha observado que los espermatozoides extraídos del testículo tienen un grado de fragmentación significativamente menor, esto se debe a que el material genético del espermatozoide puede dañarse por oxidación en su camino del testículo al eyaculado.

En Ingenes sabemos que un diagnóstico correcto es el primer paso para obtener el tratamiento adecuado, por lo que contamos con personal experimentado y equipo de vanguardia para llevar a cabo la prueba de fragmentación del ADN dentro de nuestras instalaciones.

Es momento de cumplir tu sueño de tener a tu bebé en casa

El primer paso para lograrlo es acudir a tu Programa Diagnóstico el cual incluye valoración médica por uno de nuestros especialistas, estudios clínicos para ti y tu pareja, y apoyo emocional con uno de nuestros terapeutas.

En Ingenes logramos que 9 de cada 10 parejas regresen con su bebé a casa. Con nuestros Programas BEC Plus, en caso de no lograrlo te devolvemos tu dinero*

Nuestras Certificaciones
  • Red Latinoamericana de Reproducción Asistida
  • American Society of Reproductive Medicine
  • Fertility Centers of Illinois
  • CINVESTAV
  • CONACYT
  • UNAM
  • European Society of Human Reproduction and Embryology
  • Great Place to Work