Alteraciones genéticas

Las alteraciones genéticas pueden ser causadas tanto por problemas en los genes como en los cromosomas del embrión, y afectan su habilidad para desarrollarse e implantarse dentro del útero. Conoce más sobre las mismas.


Cuando el óvulo es fertilizado por el espermatozoide, 23 cromosomas de la madre y 23 cromosomas del padre se unen para sumar los 46 cromosomas que forman cada célula del embrión. A su vez, los cromosomas están formados por un número determinado de genes que, al igual que éstos, se ordenan en pares en los que un gen proviene del padre y el otro de la madre. 

Causas

Los desórdenes cromosómicos pueden ocurrir incluso cuando no existen antecedentes familiares, al contrario de los trastornos por problemas en los genes, que son hereditarios.

Para poder transformarse en un embrión sano, tanto el óvulo como el espermatozoide necesitan poseer el número adecuado de cromosomas. De lo contrario, pueden desembocar en embarazos cromosómicamente anormales y aumentar así el riesgo de que el bebé presente alteraciones genéticas.

Las alteraciones genéticas y cromosómicas suelen estar presentes en:
Parejas con antecedentes familiares de alteraciones genéticas, que hayan tenido un hijo con algún trastorno genético, con una historia clínica de 2 o más abortos recurrentes o con fallo de implantación tras varios ciclos de la Fecundación In Vitro (FIV).
Mujeres mayores de 35 años.
Hombres con un conteo espermático extremadamente bajo (menos de un millón de espermatozoides)
Hombres con azoospermia o ausencia de espermatozoides en la eyaculación
Al transferir solo estos embriones se maximizan las probabilidades de implantación, de embarazo y de llevar a tu bebé a casa.
Contáctanos

Permiso Cofepris: 133300201A1156 
Dr. Felipe Camargo Cédula Profesional SEP: 4452501 
©Todos los derechos reservados 2021. Instituto Ingenes, Fertilidad & Genética