Agenda

8 de January, 2024

Adenomiosis vs Endometriosis: Comprendiendo la Diferencia


La adenomiosis y la endometriosis son dos condiciones ginecológicas comunes que afectan a muchas mujeres. Aunque ambas comparten algunos síntomas similares, como el dolor pélvico y los problemas de fertilidad, son enfermedades distintas con características y tratamientos específicos. En este artículo, exploraremos las diferencias clave entre la adenomiosis y la endometriosis, ayudando a las mujeres a comprender mejor estas condiciones y cómo pueden impactar en su salud reproductiva y calidad de vida.

¿Qué es la Adenomiosis?

La adenomiosis ocurre cuando el tejido que normalmente reviste el útero (endometrio) crece dentro de la pared muscular uterina. Este tejido sigue comportándose de manera normal: se engrosa, se descompone y sangra durante cada ciclo menstrual. Sin embargo, su ubicación anormal puede causar síntomas como periodos menstruales fuertes y dolorosos, dolor durante las relaciones sexuales y un útero agrandado. A diferencia de la endometriosis, el tejido endometrial, que normalmente recubre el interior del útero, comienza a crecer dentro de la pared muscular del útero (miometrio). Este crecimiento anormal puede causar un engrosamiento de la pared uterina y a menudo se asocia con menstruaciones dolorosas y sangrado abundante.

adenomiosis 02

¿Qué es la Endometriosis?

Por otro lado, la endometriosis es una condición en la que el tejido similar al endometrial crece fuera del útero, en áreas como los ovarios, las trompas de Falopio y la cavidad pélvica. Este tejido desplazado sigue respondiendo a las hormonas del ciclo menstrual, causando sangrado, inflamación y dolor. Los síntomas más comunes de la endometriosis incluyen dolor menstrual severo, dolor durante las relaciones sexuales, dolor pélvico crónico y dificultades para concebir. A diferencia de la adenomiosis, la endometriosis puede causar la formación de quistes y adherencias que pueden llevar a complicaciones más serias. Al igual que el revestimiento uterino normal, este tejido responde a los cambios hormonales del ciclo menstrual, lo que puede causar dolor crónico, inflamación y la formación de tejido cicatricial.

Síntomas y Diagnóstico

Adenomiosis: Los síntomas más comunes de la adenomiosis incluyen menstruaciones dolorosas, sangrado menstrual abundante y prolongado, y en algunos casos, una sensación de presión en la parte baja del abdomen. La adenomiosis puede ser diagnosticada mediante ultrasonido o resonancia magnética, que revelan un útero agrandado y engrosado.

Endometriosis: Los síntomas de la endometriosis pueden variar significativamente y pueden incluir dolor pélvico, especialmente durante la menstruación y las relaciones sexuales, y problemas de fertilidad. El diagnóstico de la endometriosis es más complicado y a menudo requiere una laparoscopia, un procedimiento quirúrgico que permite a los médicos observar directamente las áreas afectadas.

Diferencias Clave entre Adenomiosis y Endometriosis

Aunque ambas condiciones involucran el tejido endometrial y pueden causar dolor y problemas de fertilidad, la ubicación de este tejido es lo que las distingue. En la adenomiosis, el tejido crece dentro de la pared uterina, mientras que en la endometriosis, crece fuera del útero. Esta diferencia es crucial tanto para el diagnóstico como para el tratamiento de cada condición.

Ambas condiciones pueden afectar la fertilidad. La adenomiosis puede interferir con la implantación del embrión o provocar complicaciones durante el embarazo. La endometriosis puede causar obstrucciones o daños en las trompas de Falopio y afectar la calidad de los óvulos. En ambos casos, las técnicas de reproducción asistida, como la fertilización in vitro (FIV), pueden ofrecer esperanza a las mujeres que desean concebir.

Tratamientos y Manejo

El tratamiento para la adenomiosis y la endometriosis varía según la severidad de los síntomas y el deseo de la mujer de preservar su fertilidad. Las opciones pueden incluir medicamentos para el manejo del dolor y la inflamación, terapias hormonales para controlar el crecimiento del tejido endometrial y, en casos más graves, la cirugía. La elección del tratamiento dependerá de varios factores, incluyendo la edad, los síntomas y los planes reproductivos de la paciente.


Aunque la adenomiosis y la endometriosis comparten algunas similitudes, es crucial entender sus diferencias para asegurar un diagnóstico y tratamiento adecuados.
En Ingenes, nos comprometemos a proporcionar atención personalizada y apoyo integral a las mujeres que enfrentan estas condiciones, ayudándoles a manejar sus síntomas y a alcanzar sus objetivos reproductivos.

Descubre cuál es el tratamiento ideal para ti

Te ayudaremos a tomar una decisión informada sobre tu salud reproductiva, con un plan de tratamiento personalizado para cumplir tu más grande sueño.
Cuéntanos sobre ti
Permiso Cofepris: 133300201A1156
Dr. Felipe Camargo Cédula Profesional SEP: 4452501
©Todos los derechos reservados 2024. Instituto Ingenes, Fertilidad & Genética
crossmenu