En favor de la eliminación de la violencia contra la mujer y la violencia ginecobstétrica

por Instituto Ingenes

La Asamblea General de las Naciones Unidas, el 7 de febrero del 2000, junto con sus compromisos por la erradicación de Violencia de Género, proclamó el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. 

Esto con el propósito de alentar a gobiernos e instituciones a tomar acciones y compromisos para poner fin a la alta cifra de violencia contra las mujeres

¿A qué se refiere la eliminación de la violencia contra la mujer?

Se reconoce como violencia contra las mujeres a: “Todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer”. 

eliminacion-de-la-violencia-contra-la-mujer-ilustracion-mujeres-diversas-25-noviembre

La violencia contra mujeres y niñas se puede manifestar de las siguientes formas: 

  • Física: golpes o cualquier tipo de agresión con fuerza física hacia el cuerpo y salud de la víctima
  • Psicológica: intimidación, aislamiento forzado, insultos y cualquier agresión verbal que dañe la autoestima de la víctima
  • Económica: control total de los recursos financieros de la víctima 
  • Sexual: cualquier acto sexual cometido sin el consentimiento de la víctima; puede ir desde un comentario hasta la violación. 
  • Digital: envío de mensajes amenazantes o con contenido explícito sin el consentimiento del destinatario o publicación de información privada. 
  • Ginecobstétrica: cualquier acción u omisión por parte del personal del Sistema Nacional de Salud que cause daño físico o psicológico de una paciente. 
eliminacion-de-la-violencia-contra-la-mujer-mujer-paciente-manos-en-cara-violencia-ginecobsterica

A favor de la eliminación de la violencia contra la mujer en su forma de violencia ginecobstétrica

Poco se habla de la violencia ginecobstétrica, sin embargo, es muy importante tener presente que esta viola los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. 

Según resultados de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016, en mujeres de 15 a 49 años que tuvieron un parto o cesárea, el 33.4% sufrió algún tipo de maltrato.

De igual manera, mujeres que tuvieron un hijo o hija entre 2011 y 2016, el 11.2% experimentó gritos o regaños durante su labor de parto o cesárea:

  • El 10.3% tardó en recibir la atención porque "gritaba o se quejaba mucho".
  • Al 9.9% se le ignoró cuando preguntaba sobre su parto o estado del bebé. 
  • Al 9.2% se le presionó para que aceptara un dispositivo u operación para no tener más hijas o hijos.

Salpingoclasia, una forma de violencia ginecobstétrica

Forzar a una paciente para realizarse una ligadura de trompas o para que haga uso de métodos anticonceptivos sin su consentimiento, es una forma de violencia ginecobstétrica. Sin embargo, en México este tipo de violencia se ejerce contra un sinnúmero de mujeres año tras año, afectando su fertilidad, su salud reproductiva completa y posterior capacidad para concebir un bebé.

eliminacion-de-la-violencia-contra-la-mujer-ilustracion-salpingoclasia

Beatriz, una mujer de 50 años quien realizó un tratamiento de Fertilización In Vitro para convertirse en madre, debido a que le habían realizado la ligadura de trompas, comparte: “Mi esposo y yo nos desanimamos mucho porque el doctor con el que fuimos antes nos dijo que no lo íbamos a lograr. Incluso nos insistió en que dejáramos de intentarlo”. 

A pesar del dolor que esto le trajo, concluye: “Para las mamás que están viviendo un proceso como el mío, les diría que al final de cuentas es nuestro cuerpo y nos rendimos cuando lo decidamos. No hay que escuchar a otra gente. Al final de cuentas vale la pena porque nosotros lo estamos viviendo y sabemos qué tanto estamos invirtiendo para poder conseguir nuestro sueño”. 

eliminacion-de-la-violencia-contra-la-mujer-mama-con-gemelos-fiv-postparto
Tal vez te interese conocer el caso de María del Carmen, quien con ligadura de trompas y 50 años, logró convertirse en mamá

¿Qué puedo hacer si me hicieron la salpingoclasia?

La decisión de cómo, cuándo y cuántas veces tener bebés será siempre de las mujeres. La maternidad es un derecho humano y rechazamos cualquier intento de intervenir o decidir sobre el cuerpo de las mujeres, ya que es una realidad que han sufrido violencia ginecobstétrica al practicarles salpingoclasias sin su consentimiento o conocimiento, y esto es inaceptable.

En caso de que tengas ligadura de trompas y desees convertirte en madre, queremos decirte que esto es posible mediante un tratamiento de Reproducción Asistida, y podemos ayudarte. Te compartimos más información aquí.

Si tú has sufrido algún tipo de violencia obstétrica, como es la realización de la salpingoclasia o ligadura de trompas sin consentimiento, debes saber que puedes denunciarlo e interponer una queja. 

A continuación, te compartimos el enlace hacia un artículo del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), organización en pro de los derechos reproductivos; con todos los pasos a seguir para concretar tu denuncia.

Etiquetas

Descubre cuál es el tratamiento ideal para ti

Te ayudaremos a tomar una decisión informada sobre tu salud reproductiva, con un plan de tratamiento personalizado para cumplir tu más grande sueño.
Cuéntanos sobre ti
1 888 627-9747
800 600-7001
Teresa Villa

"Encontré una orientación efectiva y logramos tener a nuestro bebé en casa."

Ingenes Monterrey

Permiso Cofepris: 133300201A1156
Dr. Felipe Camargo Cédula Profesional SEP: 4452501
©Todos los derechos reservados 2021. Instituto Ingenes, Fertilidad & Genética
crossmenu