"Quise ser mamá de nuevo por mi hijo"

13 de diciembre, 2021
por Gisela Calderon

María Concepción decidió ser mamá de nuevo para darle a su hijo un hermano; sin embargo, atravesó algunas dificultades para lograrlo sin ayuda. Debido a su edad y a que su esposo se había practicado una vasectomía, fue necesario recurrir a una Fecundación In Vitro para poder lograr su sueño.

A los 36 años, con un plan de tratamiento multiciclo de Fecundación In Vitro, ella y su esposo lograron tener 2 bebés, un niño y una niña: Adriel y Aranza. Te contamos su historia con Ingenes aquí.

Conny y su lucha para volver a ser mamá

ser-mama-de-nuevo-fecundacion-in-vitro-connie

“Yo sentí que quería ser mamá de nuevo por mi hijo, no lo quería dejar solo y si está en mí poder darle un hermanito, iba a intentarlo todo. Mi esposo y yo tenemos un niño de 7 años, que fue concebido sin ningún problema. Queríamos tener otro, pero conforme fueron pasando los años empezamos a tener dificultades para embarazarnos.

Acudimos al Instituto un año antes de empezar, nos dieron todos los detalles del tratamiento, pero lo postergamos por una u otra cosa: la casa, el negocio… Soy médico veterinario, tengo 36 años y me dedico a la práctica clínica atendiendo a perritos y gatos, tenía otras perspectivas de forma personal y ya cuando me sentí más preparada para concentrarme nuevamente en la maternidad, volvimos para intentarlo.

ser-mama-de-nuevo-fecundacion-in-vitro-connie-y-su-esposo

Mi esposo se había hecho la vasectomía, estaba el tema de mi edad y nos recomendaron una Fecundación In Vitro. Fue un proceso duro el someterme a las muestras cada semana, y para mi esposo también fue difícil porque tuvieron que hacerle una pequeña cirugía para obtener la muestra.

Además de los traslados, porque nosotros vivimos en Almoloya de Juárez y debíamos ir hasta Santa Fe, e incluso descuidamos otros aspectos de la vida por estar en el proceso. Ser mamá no empezó cuando los bebés nacieron, empezó cuando decidimos tomar el tratamiento, cuando ya tenía 34 años, y afortunadamente, ocurrió en el primer intento.

Cuando me dijeron que eran dos bebés fue un shock, tardé varias semanas en asimilarlo, y sí, disfruté mi embarazo… aunque también tenía mucho miedo de perderlos. Aceptar que durante esos 9 meses algo pudiera fallar, eso fue lo más difícil para mí.

Adriel y Aranza van a cumplir 1 año y 8 meses; y Alan, que tiene 7, siempre ha sido mi apoyo, me ayuda, me pasa los pañales, en mi cuarentena se acostaba junto con los bebés… Este esfuerzo lo hicimos por él, los hermanos son muy importantes y yo no quería dejarlo solo.

ser-mama-de-nuevo-fecundacion-in-vitro-hermanos-dos-ninos-una-nina

Si algo pasara, si nos fuéramos, él tendría a alguien, por eso hice el tratamiento, lo hice por mi primer hijo, hice el esfuerzo y afortunadamente vinieron dos. El mejor regalo que un papá puede darle a un hijo es el regalo de un hermano, y eso es lo que yo les dejo: Un amor incondicional.”

¿Quieres ser mamá de nuevo y no lo has logrado?

Si tú también estás intentando ser mamá de nuevo y no lo has logrado aún, es importante que acudas con médicos especialistas en reproducción, que detecten específicamente cuál es la situación que te está impidiendo tener un bebé.

En Ingenes, contamos con un Programa Inicial para todas las mujeres que quieren vivir su maternidad nuevamente, y que están dispuestas a hacer todo para lograrlo. Un programa que se enfoca en identificar aquello que te está impidiendo tener un bebé; y trazar un plan de tratamiento personalizado, llevado a cabo por un equipo de expertos embriólogos, andrólogos, médicos ginecólogos con subespecialidad en Biología de la Reproducción y psicoterapeutas, entre otros.

Acércate, agenda tu Programa Inicial y permítenos ayudarte a llevar a tu bebé a casa.

¿Cuál es tu historia?

Queremos conocerla y juntos escribir la mejor parte.
Cuéntanos
Contáctanos

Permiso Cofepris: 133300201A1156 
Dr. Felipe Camargo Cédula Profesional SEP: 4452501 
©Todos los derechos reservados 2021. Instituto Ingenes, Fertilidad & Genética