Sinequias uterinas

Las sinequias uterinas son adherencias o tejido cicatricial que se forma dentro de la cavidad del útero como consecuencia de traumatismos secundarios a cirugías uterinas como la miomectomía o legrados mal realizados. El principal síntoma de las sinequias uterinas es la ausencia de menstruación posterior a estas cirugías.

Las sinequias uterinas pueden afectar la fertilidad. En la mayoría de los casos las mujeres deben someterse a una cirugía menor conocida como histeroscopía para eliminar las sinequias uterinas antes de proseguir con un tratamiento de fertilización in vitro.

¿Qué son las sinequias uterinas?

Las sinequias uterinas son adherencias o tejido cicatricial que se forma dentro de la cavidad del útero.

Éstas se clasifican según su localización y extensión. Generalmente cubren una pequeña parte de la cavidad uterina y no interfieren con la fertilidad o el desarrollo normal del embarazo, sin embargo, en ocasiones pueden llegar a abarcar demasiado espacio y provocar que las paredes del útero se peguen entre sí.

Principales síntomas de las sinequias uterinas

La frecuencia real de las sinequias uterinas se desconoce debido a que son asintomáticas en la mayoría de los casos, sin embargo, según su gravedad éstas pueden provocar:

Causas de las sinequias uterinas

Las sinequias suelen ser consecuencia de traumatismos uterinos que puede ser provocados por:

  • Infecciones
  • Uso prolongado de dispositivos intrauterinos (DIUs)
  • Legrados postaborto o postparto
  • Cesáreas en las que se presentaron problemas infecciosos
  • Cirugías para extirpar miomas o pólipos

Sin embargo, hay casos en los que las sinequias uterinas no tienen ningún antecedente de relevancia.

¿Cómo se diagnostican las sinequias uterinas?

Con base en los antecedentes médicos de la paciente, los procedimientos para diagnosticar las sinequias uterinas pueden incluir:

Una ecografía transvaginal o ultrasonido vaginal ginecológico durante el que el médico introduce una sonda en la vagina de la mujer con el fin de examinar su útero. El ultrasonido transvaginal es sencillo e indoloro y generalmente permite establecer un diagnóstico claro, sin embargo, en algunos casos se pueden requerir pruebas adicionales

Una histeroscopía, que consiste en la introducción de una cámara microscópica a través de la vagina y el cuello del útero con el fin de visualizar cualquier anormalidad en la cavidad uterina. La histeroscopía es un procedimiento quirúrgico ambulatorio y si se encuentran sinequias es sencillo removerlas durante el mismo

Tratamientos para lograr el embarazo cuando se tienen sinequias uterinas

Las sinequias uterinas rara vez afectan la fertilidad, sin embargo, es recomendable que las mujeres con casos moderados consideren tratamientos como la fertilización in vitro, sobre todo si tienen más de 35 años.

La fertilización in vitro es particularmente efectiva debido a que, mientras que las sinequias uterinas suelen alterar el transporte de los espermatozoides y el proceso de implantación del embrión, ésta hace posible fecundar el óvulo en un laboratorio para después colocar los embriones con mayor poder de implantación en el útero de la mujer.

En la mayoría de los casos las mujeres deben someterse a una cirugía menor conocida como histeroscopía para eliminar las sinequias uterinas antes de proseguir con el tratamiento de fertilización in vitro. La histeroscopía es un procedimiento ambulatorio que se lleva a cabo con anestesia y consiste en introducir un sistema óptico provisto de instrumentos operatorios a través del cuello uterino para cortar las adherencias.

Esta cirugía debe ser realizada por un especialista experimentado debido a que sus complicaciones incluyen sangrado, perforación del útero e infecciones pélvicas.

Déjanos acompañarte en el proyecto más importante de tu vida ¡Queremos ayudarte!

Contáctanos