"Mi esposo tuvo cáncer y yo quistes, pero con FIV logramos gemelos"

por Gisela Calderon

Marisol y su esposo atravesaron diferentes situaciones médicas que complicaron su camino para convertirse en padres, como ocurre con el 10% de los casos de personas que no han logrado tener un bebé, cuyo problema tiene su origen en una combinación de factores de infertilidad masculinos y femeninos.

Conoce su historia y cómo lograron sobreponerse a esos y otros obstáculos, para lograr a sus gemelos con un tratamiento de Reproducción Asistida multiciclo.

Cáncer testicular, quistes y un solo ovario

“Mi esposo y yo llevamos 10 años juntos y por mucho tiempo nos dedicamos a trabajar, queríamos consolidar nuestro propio negocio de comercio digital antes, tener una base sólida y después pensar en crecer nuestra familia, pero mientras estábamos en medio de eso sentimos la necesidad de dar ese paso más.

El problema fue que ambos tuvimos algunas situaciones médicas y eso complicó todo, él tuvo cáncer testicular, a mí me detectaron quistes y, debido a eso, también me quitaron un ovario. Después de eso estábamos con una incertidumbre tremenda de si íbamos a poder ser papás o no.

Muchas personas nos decían: ‘Vayan a ver, vayan a preguntar con un doctor, para checar qué les dicen’, pero en ese entonces apenas estábamos empezando con nuestro negocio y sabíamos que un tratamiento de Reproducción Asistida era algo un poco caro, y realmente nunca piensas que vas a necesitar algo así.

Trabajamos mucho, muchísimo, y cuando vimos que podíamos solventar los gastos fue cuando llamamos al Instituto, la verdad es que antes no consideramos otra clínica de fertilidad, fuimos directo ahí y todo se fue dando maravillosamente como una bolita de nieve.

Durante nuestra consulta médica ya ahí en la sucursal, mi esposo y yo dijimos: ‘¡Vamos por todo!’, escuchamos la recomendación de nuestro doctor, Israel Trejo, platicamos al respecto y elegimos hacer el tratamiento de Reproducción Asistida que mayores probabilidades nos brindaba, el de 4 ciclos de Fertilización In Vitro, pero no se dio a la primera...

Cuando no pega te vienes para abajo, tantas cosas te pasan por la mente; no lograr tener un bebé es algo que jamás imaginé que iba a atravesar, y pasar por una situación así, que para nada te imaginabas es algo indescriptible, es muy duro... pero siempre debes tener presente el porqué, tu porqué, por qué lo haces, por qué sigues insistiendo y pasando por cientos de análisis, por diferentes médicos y prueba tras prueba. Quienes hemos estado ahí sabemos lo que es, un golpe anímico y físico gigante, a veces sientes que te pegan por todos lados.

Pero jamás debe una perder de vista cuál es el objetivo final, eso es lo que te da fuerza para seguir: pensar en tu bebé, saber que lo hacer por él, para tenerlo contigo, solo teniendo eso tatuado en la mente es como sabes que cada una de las cosas que haces está valiendo la pena, sabes que estás luchando por algo que significa todo.

Después del tercer FIV por fin los conocimos

Después de mi 3er. ciclo de FIV fuimos a hacernos la prueba de sangre en el Instituto, llegamos temprano, muy nerviosos y los dos en ayunas, mi esposo no podía probar bocado de lo angustiado que estaba. Teníamos que esperar al doctor para que nos diera el resultado, así que salimos de ahí y mi esposo fue al banco en lo que esperábamos, ¡ahí recibió mi llamada!

Me dijo que estaba a punto de pasar a la caja cuando le llamé, fue un lío porque le pidieron que saliera del banco para hablar y no me escuchaba bien, mientras le daba la noticia salió corriendo de la fila y yo solo le gritaba: ‘Salió positivo, créetela, ¡lo logramos!’

¡Estaba en shock! Cuando le llamé a mi esposo yo estaba llorando, por eso él creyó que no había funcionado, mientras empujaba a todos en la fila del banco, él me decía: ‘Tranquila, hay otra oportunidad, tenemos un ciclo más’, y cuando por fin me calmé un poquito y pude decirle que íbamos a ser papás ni siquiera me respondió, ¡llegó corriendo!

Lo más chistoso y maravilloso de todo fue que, aunque desde el principio nos moríamos por tener 2 bebés, en realidad solo teníamos el nombre de un niño, ¡y en el ultrasonido nos confirmaron que eran dos chiquitos! En la semana 39 de mi embarazo nacieron Miguel y Gabriel, nombres de arcángeles, nuestros angelitos que vinieron a iluminarnos.

Cuando fuimos al Instituto por primera vez y hablamos con nuestro doctor, él me dijo algo que nunca olvidé: ‘Les prometo que voy a entregarles a sus bebés’. Nosotros queríamos tener 2 bebés, se lo dijimos desde el principio y él nos respondió así, esa frase se me quedó marcada, es algo bien bonito, queríamos dos y nos los dio, lo logramos.

¿Cómo es mi vida ahora que soy mamá? ¡Cambió totalmente! Mi perspectiva sobre las cosas y del mundo es completamente diferente, porque ellos son el centro de todo ahora.

"Cada dolor, cada lágrima y prueba negativa, cada inyección, cada cosa que pasas se va a transformar en algo bueno"

Marisol, mamá ingenes.

Es muy importante llegar con la mente abierta y dejarte ayudar, escuchar las opciones de tratamiento de Reproducción Asistida que existen y abrirse a ellas, creo que eso es lo que le diría a otras mujeres que están pasando por algo como esto.

Mis bebés tienen año y medio con nosotros, pero todavía cuando me despierto y los veo, no puedo creerlo, ¡es como ver un milagro!, un sueño hecho realidad. La vida te lo pone, sabe cómo y cuándo, pero tú ya tienes tu destino, el punto es que debes salir a buscarlo, debes hacer todo para llegar a él.

¿Qué les digo a ellos? A Miguel y a Gabriel todos los días, mi esposo y yo, les damos las gracias por haber llegado a nuestras vidas, por iluminarnos de la forma en que lo han hecho y por darnos el privilegio de elegirnos para ser sus papás”.

Tú también quieres ser mamá pero, ¿aún no lo logras?

1 de cada 10 parejas heterosexuales que tienen problemas para tener un bebé presentan una combinación de factores masculinos y femeninos; es decir que ambos, hombre y mujer, cada uno presenta alguna situación que está comprometiendo su salud reproductiva; pero incluso con esto es posible alcanzar hasta 96% de probabilidades de llevar un embarazo a término con un tratamiento de Reproducción Asistida multiciclo como el de Marisol.

Si tú o tu pareja tienen más de 35 años, han intentado tener un bebé por seis meses o más y aún no lo han logrado, existen muchas opciones que pueden ayudarlos. En Ingenes, contamos con un Programa Inicial que tiene el objetivo de evaluar tu salud reproductiva completa y la de tu pareja, para identificar su mejor opción de tratamiento de Reproducción Asistida, aquella que les dará las mayores probabilidades de lograr su sueño de ser papás.

Conoce más sobre nuestro Programa Inicial dando clic en la imagen de abajo, y sigue el camino que te llevará hasta tu bebé, ¡iremos junto a ti hasta que puedas cargarlo en casa!

¿Cuál es tu historia?

Queremos conocerla y juntos escribir la mejor parte.
¡Cuéntanos!
Contáctanos

Permiso Cofepris: 133300201A1156 
Dr. Felipe Camargo Cédula Profesional SEP: 4452501 
©Todos los derechos reservados 2021. Instituto Ingenes, Fertilidad & Genética