Fecha de Publicación:
8 de enero, 2022 

"Con mis trillizos nuestra vida dio el mejor giro"

Verónica tuvo a sus trillizos por Fecundación In Vitro después de 20 años intentando ser mamá, pérdidas gestacionales y una baja reserva ovárica.

BLOG destacada Trillizos por Fecundación In Vitro

Antes de tener a sus trillizos por Fecundación In Vitro, Verónica atravesó diferentes procedimientos de Reproducción Asistida fallidos en México y Estados Unidos, que la retaron física, mental y emocionalmente.

Aunque a lo largo de su camino, ella tuvo que atravesar por algunas pérdidas gestacionales, hoy es conocida en su natal Guadalajara, Jalisco, por ser la orgullosa mamá de Leonardo, Nicolás y Alonso, sus trillizos por Fecundación In Vitro que han dado a su vida y la de su esposo un giro de 360°. Conoce su historia como mamá Ingenes aquí.

Verónica, 20 años para convertirme en mamá

“Las pérdidas fueron lo más difícil, pero al final escuchamos tres corazones latir. Pasé 20 años esperando tener un bebé, antes de llegar aquí lo intentamos dos veces en Estados Unidos y no funcionó. Es muy difícil pasar por todo lo que implica el tratamiento: inyecciones, óvulos, parches, todo el estrés, la presión social que tienes alrededor, y todo eso sumado al temor de que no vaya a funcionar... Fue tanto en un momento, que la verdad, dejamos de intentarlo.

Mis cuñadas fueron las que hicieron una cita para mí, aquí en el Instituto, y aunque yo aún tenía mucho miedo de pasar de nuevo por todo eso, la ilusión que tenía de poder transformarme en mamá era mucho más grande, así que acudimos a nuestro Programa Inicial en la sucursal de Guadalajara.

Una vez ahí, llevé mis análisis anteriores, revisamos todo y nos hicieron otros estudios, me dijeron que tenía muy poca ovulación, una baja reserva ovárica; así que la mejor opción para convertirnos en papás era que me hicieran una Fecundación In Vitro, ¡y funcionó!, pero perdí a mi bebé al tercer mes.

Quizás te interese el siguiente artículo: ¿Cómo saber cuál es mi reserva ovárica?

El proceso para afrontar la pérdida de mi bebé fue muy fuerte, me sentía terrible que me preguntaran: ‘¿Cómo estás?, ¿Cuánto tienes ya?, ¿Para cuándo llega?’… no quería ver absolutamente a nadie, y necesité tiempo para sanar y que pasara todo.

Tardamos un poco en volver para nuestro segundo ciclo de Fecundación In Vitro, pero en esa ocasión todo salió de maravilla, me embaracé de nuevo, ¡y por fin lo logramos! ¡Por fin estábamos a punto de ser papás! Mi esposo lloró muchísimo cuando fuimos al ultrasonido y escuchamos el primer corazón, pero después escuchamos el segundo, ¡y luego un tercer latido! En ese momento él ya no podía ni hablar, estábamos muy emocionados.

Durante mi embarazo batallé un poco porque por ser tres bebés necesité estar en reposo y tuve muchos cuidados. Mis trillizos por Fecundación In Vitro fueron prematuros, y el día que nacieron; cuando por fin llegaron a este mundo, no pude mirarlos sino hasta el tercer día, sentía mucha impotencia al verlos con tantos aparatos en el hospital, ver lo pequeños que eran, me daba mucho miedo que no lo lograran...

Estuvieron así 3 meses y medio, pero yo estaba ahí cada día para mirarlos, hablarles, para alentarlos a salir de ahí y que pudieran estar con nosotros para darles todo; afortunadamente salieron bien y pudimos llevarlos a casa.

Sus nombres son Leonardo, Nicolás y Alonso, recuerdo muy bien cuando los escuché llorar por primera vez, el día que por fin llegaron conmigo; desde el instante en que nacieron absolutamente todo cambió para mí, para siempre.

Ser mamá de trillizos por Fecundación In Vitro es un privilegio enorme, gigantesco, que agradezco cada día de mi vida, porque sé que los embarazos múltiples, los embarazos que son así se logran poco; y me siento sumamente orgullosa de que estén perfectamente bien y lo hayamos logrado.

Cuando crezcan les contaremos toda su historia, les mostraremos cómo ha sido su vida desde el inicio, desde antes de que llegaran aquí, desde que los pensábamos y rezábamos para que llegaran con nosotros. Mi esposo y yo éramos muy felices viviendo en pareja, pero estar con ellos hoy no tiene comparación, nuestra vida está de cabeza ahora y dio el mejor giro."

¿Quieres ser mamá, pero has tenido pérdidas y no lo has logrado?

Si tú también estás intentando ser mamá, has tenido pérdidas gestacionales, y no lo has logrado aún, es importante que acudas con médicos especialistas en Reproducción Asistida, que sepan identificar específicamente cuál es la causa que te está impidiendo tener un bebé.

En Ingenes, contamos con un Programa Inicial que está enfocado en detectar cualquier situación que no está permitiendo vivir tu maternidad, para trazar un plan de tratamiento multiciclo personalizado, que te dé hasta 96% de probabilidades de lograrlo, incluso si has tenido alguna pérdida o esto ha sido recurrente.

Acércate con nosotros y agenda tu Programa Inicial, permítenos ayudarte a llevar a tu bebé a casa

Obtenga lo último de nuestro blog de Ingenes

Manténgase actualizado con información precisa sobre la reproducción asistida y los tratamientos de fertilidad, y conozca el camino para expandir su familia.
Contáctanos

Permiso Cofepris: 133300201A1156 
Dr. Felipe Camargo Cédula Profesional SEP: 4452501 
©Todos los derechos reservados 2021. Instituto Ingenes, Fertilidad & Genética